_______________________________________________________________________________________________

domingo, 31 de marzo de 2013

Los príncipes de Holanda nunca han estado en Almería


La presencia en nuestras costas del Cabo de Gata de los príncipes Guillermo y Máxima de Holanda y de sus tres hijas, las princesas Amalia, Alexia y Ariana, no ha pasado inadvertida para ningún medio de comunicación. Los periódicos de Almería han sacado pecho de orgullo patrio, mientras los de difusión nacional e internacional se han deshecho en elogios hacia los paradisíacos lugares que con tanto gusto han elegido quienes dentro de treinta días serán los reyes de los Países Bajos.

Como publicidad, la cosa no ha estado mal, pero la realidad ha sido muy distinta: ni Guillermo Alejandro ni Máxima Zorreguieta han estado en su vida en Aguamarga. Ni en Cabo de Gata ni en Almería. ¿Quién y cómo ha montado, pues, este gran bulo? En contra de lo que pudiera parecer, montajes de este tipo son simples de elaborar. Basta contar con la complicidad de algún periodista desaprensivo y un medio insensato que dé cabida al bulo. Es lo que ha pasado. Posteriormente, todo viene rodado: las agencias se hacen eco de la noticia “según fuentes” del insensato medio y los periódicos no hacen otra cosa que reproducir los despachos de agencia. Y así es como se ha comido y se ha bebido esta falsa noticia. Hasta “La Voz” ha caído en la trampa del colega.

Quien ha quedado algo descolocado con este lamentable asunto ha sido el diario “El País”. Los de Prisa, en otros tiempos contaban hasta diez antes de lanzarse a la piscina. Ahora lo han hecho panza arriba y sin agua. “Su presencia ha sido confirmada por autoridades locales”. Pues va a ser que no. Las autoridades locales han confirmado la presencia de los príncipes herederos de Suecia, Victoria y Daniel, y de su hija Estelle, pero no la de los otros. Lo de Guillermo y Máxima es pura invención, por más que haya “vecinos que han visto a los príncipes haciendo la compra en un supermercado”. Por cierto, el día de autos, Máxima, lejos del Cabo, estaba en Bali como representante financiera de la ONU.

jueves, 28 de marzo de 2013

Petete se queda huérfano: muere el almeriense Manuel García Ferré


Manuel García Ferré, el más venerado historietista argentino de todos los tiempos, se nos ha ido para siempre. Con 83 años de edad, había acudido el Hospital Alemán de Buenos Aires hace tres días a hacerse un cheque rutinario. Allí se quedó su vida tras una infructuosa operación de corazón. Sus restos serán inhumados hoy en el Jardín de Paz, de Pilar.

García Ferré nació en Almería el 8 de octubre de 1929. Aquí empezó a cursar el bachillerato, y cuando tenía 17 años sus padres decidieron huir de las miserias de la posguerra emigrando a Argentina. Dos momentos de su juventud han marcado la vida y la obra de García Ferré:

Uno, el Mediterráneo. Siempre recordaba que, siendo un chiquillo de Almería, casi todas las mañanas bajaba corriendo a la playa, Paseo abajo, con una libreta bajo el brazo y lápices de colores en los bolsillos. Mientras observaba el Mediterráneo, garabateaba sus fantasías. Paulatinamente su libreta se fue convirtiendo en carpeta de dibujos. En ella se mezclaban retratos de personas imaginarias, dibujos de paisajes y caricaturas de sus maestras y compañeros de escuela. “Yo sostengo que haberme criado hasta los 17 años a orillas del mar me dio mucho sentido del color. El Mediterráneo es azul muy profundo y tiene un cielo del mismo color. Un lugar con una claridad única. Para mí el clima influye. Siempre digo que los griegos pudieron desarrollar un pensamiento tan amplio porque surgieron en el Mediterráneo”, confesaba en 1999 al diario “La Nación”.

El otro, la Guerra Civil española. "Mis personajes tienen un fin didáctico o moralizador porque expresan ternura, sabiduría en lugar de violencia o expresiones de mal gusto. Creo que haber sufrido la Guerra Civil Española hizo surgir en mí la idea de buscar personajes que fueran símbolos de comprensión y de paz".

En Buenos Aires, García Ferré termina el bachillerato y se matricula en Arquitectura, carrera que abandona en cuarto curso, arrastrado por el éxito. Su primer gran personaje, “Pío Pío”, se convierte en 1952 en una de las estrellas de la más importante revista infantil, “Billiken”. En 1959 funda la agencia “Producciones García Ferre” y ve cómo otro de sus personajes, “Calculín” también atrae la atención del mundo infantil. Sus publicidades animadas se convierten en sucesivos éxitos. Con unos gatitos de “Lanas San Andrés” gana un premio Martín Fierro en 1964.

Petete era uno de los muchos
personajes creados por Ferré
Este mismo año García Ferré saca a la luz la revista infantil “Anteojito”, que durante 37 años y con 1.925 números publicados ha sido un clásico de ayuda escolar. En 1967 Producciones García Ferré, con una plantilla de 80 empleados, lleva a la televisión una propuesta muy creativa, la primera serie de dibujos animados titulada “Las aventuras de Hijitus”, que relataba la historia de un niño bueno y noble con poderes mágicos. Se emitió hasta 1974. Tras “Hijitus” vinieron “Larguirucho”, “Pucho”, “Serrucho”, “Oaky”, el profesor “Neurus” y la bruja “Cachavacha”.

Los estudios de García Ferré crecían y cada vez se sumaban más empleados, porque a la parte editorial se sumaba la realización de películas de largometraje en colores, que se realizaban en paralelo a la serie de “Hijitus”. En 1972 se estrena “Mil intentos y un invento”, el primer largometraje de dibujos animados argentino con “Anteojito” y “Antifaz” como protagonistas. Un año más tarde “Las aventuras de Hijitus” es llevada al cine, y en 1975 vuelve a deleitar al público con “Petete y Trapito”, que venía de la mano del éxito de “El Libro Gordo de Petete”.
El Libro Gordo de Petete se ha
publicado en multitud de idiomas
El muñeco de peluche “Petete” apareció en la televisión con una joven presentadora, la modelo y actriz Gachi Ferrari. El programa se transmitió entre  1970 y  1980 en Argentina Uruguay, Perú, Bolivia, Brasil, Chile, Venezuela, Colombia, Ecuador, México, Puerto Rico y España, donde compitió con el famoso Topo Gigio. A principio del 2000, Telefé comenzó a transmitir nuevos cortos de “El Libro Gordo de Petete”, pero esta vez acompañado por la modelo Guillermina Valdés.

Con sus dibujos animados,  García Ferré marcó la infancia de varias generaciones en Argentina. Durante su carrera se destacaron exitosas películas para niños como “Trapito”, “Mil intentos y un Invento”, “Ico: el caballito valiente”, “Pantriste: Corazón, las alegrías de Pantriste”, “Manuelita”, etc. El año pasado, a sus 82 años, estrenó su última película, “Soledad y Larguirucho”, una historia protagonizada por la cantante Soledad Pastorutti, que combinó dibujos y personajes reales.

García Farré se casó con la escritora Inés Geldstein, con la que tuvo tres hijos, Carlos, Diana e Irene. En 1994, después de 5 años de viudez, se casó con María Inés, una colaboradora de su editorial. Los premios recibidos a lo largo de su carrera se cuentan por cientos. El 22 de Septiembre del 2009 fue declarado Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires.

domingo, 24 de marzo de 2013

De todo menos bonica


Carlos Sánchez, concejal portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Almería, ha llamado de todo menos bonica a la concejala socialista Clara Inés Rodríguez. Dice de ella que utiliza “invenciones o fantasías”, que “evidencia desconocer cómo se gestiona, se interpreta y se hace un presupuesto municipal”, que “mezcla el desconocimiento y la falta de aplicación con la demagogia...” Es, por ello, remata el joven portavoz, tanto Clara Inés como sus compañeros, “un auténtico peligro público”.

¿Y tanta agresividad por qué? Pues porque, según el concejal, ni Clara Inés ni sus colegas de partido saben lo que es un superávit técnico.

No he podido evitarlo: me he ruborizado al leer el artículo de Carlos Sánchez. Yo, lo confieso, tampoco sé qué es un superávit técnico. En parte es lógico, pues mis conocimientos matemáticos se limitan a las cuatro reglas y poco más. Sí sé, porque es muy elemental, qué es un superávit (“en la Administración Pública, exceso de ingresos sobre los gastos”, que dice el diccionario) y, por ende, un déficit. Pero un superávit técnico, como que no. Obviamente, a mí Carlos Sánchez nunca me va a decir, por ello, lo que le ha dicho a su colega. Por dos razones: porque no soy concejal y porque ni siquiera soy ciudadano de la bonita ciudad que representa.

Pero, qué cosas, me pica la curiosidad. ¿Qué demonios será un superávit técnico? Google, bien administrado, en situaciones como ésta, a mí siempre me echa una mano. No ha sido el caso. He marcado en el sabihondo buscador superávit+técnico y me ha remitido a un artículo de Jose Fernández, publicado en este mismo medio, que parece una réplica del artículo de Carlos Sánchez. Vaya lío. Así que no me queda otro camino que exclamar: ¡Ánimo, Clara Inés, que en este mundo de ignorancia, ya ves, no estás sola! Emilio Ruiz.
  

viernes, 22 de marzo de 2013

De Benedicto XVI a Pablo Carrasco


Sobre las razones por las que ha presentado su dimisión el papa Benedicto XVI se han escrito ríos de tinta. Las verdaderas causas posiblemente nunca se sabrán. Vive demasiado a gusto Joseph Ratzinger en su retiro espiritual de Castel Gandolfo como para querer complicarse la vida con confesiones que pongan en apuros a algunos de los que eran sus subordinados cardenales. Será, pues, un secreto del que nunca se tendrá pleno conocimiento, al menos en esta vida. Me ha parecido verosímil la justificación que de la dimisión ha hecho un enviado especial al Vaticano de una radio española, no recuerdo cuál. Viene a decir este periodista que Ratzinger ocupaba la mayor parte del día, de todos los días, en rezar y escribir. “Santidad”, dice que le dijeron los cardenales, “para eso debía haberse metido a monje, no a papa”.

Pablo Carrasco era director de una empresa, la Agencia Pública Empresarial de Radio y Televisión de Andalucía (RTVA), que es de las mayores de Andalucía. Una empresa que tiene un presupuesto de 160 millones de euros y una plantilla de 1.600 trabajadores. Hay quien cree que para ser el más alto ejecutivo de una empresa como Canal Sur basta con ser un buen periodista. Y, ciertamente, se puede ser también un buen periodista, pero hay que ser, sobre todo, un buen gestor.

Un director general de una empresa como la RTVA tiene una determinada cotización en el mercado laboral, y es un error hacer esa valoración por criterios políticos. Establecer paralelismos de limitación salarial entre un ejecutivo empresarial y uno político queda bien para la galería, pero tiene en la práctica una dudosa efectividad. El salario del presidente del Gobierno puede parecer exagerado en un país que tiene seis millones de parados. Pero es conveniente recordar que, en el ámbito privado, ese sueldo es menos de la mitad de lo que cobra un responsable de recursos humanos, por ejemplo, de cualquier empresa del IBEX-35. Emilio Ruiz.

domingo, 17 de marzo de 2013

"La ola que arrasó España": el Algarrobico como paradigma


La costa española, y también determinadas zonas del interior peninsular –recuérdese al respecto Seseña-, está repleta de barrabasadas urbanísticas. El incipiente desarrollismo español de los sesenta y setenta propició que los ciudadanos más avispados se apoderaran de los espacios de la costa más pegados al rompeolas. La eclosión urbanística de los ochenta y noventa puso un empeño grandioso en establecer una pantalla de hormigón entre el mar y la tierra. La primera década del nuevo siglo fue un compendio de situaciones: primero, un momento de eclosión constructiva, con un pico de 600.000 viviendas construidas al año; después, el advenimiento de una crisis que ha conducido a la ruina a los otrora florecientes emporios inmobiliarios, y por último, el final del decenio, con una situación de quiebra inmobiliaria que ha propiciado situaciones inverosímiles, como la posibilidad de hacerse con una vivienda en primera línea de playa por cantidades en otro tiempo irrisorias.

De todos los atropellos urbanísticos que se han cometido en la costa española, que son cientos de miles, uno de ellos es el paradigma: El Algarrobico. Basta escribir esos once caracteres en el navegador del ordenador para que se amontonen las entradas. Si en el Google se toma la opción de imágenes, el dichoso hotel en construcción se puede apreciar desde todos los ángulos posibles. Una de las vistas destaca sobre las demás: la que muestra el hotel en el frontal de una toma desde dentro del agua. “Ilegal”, se puede leer con grandes caracteres desde mar adentro. “Legal”, se puede también leer desde el mismo sitio, una vez que los promotores de la obra han encalado la letra inicial de la maldita palabra.

"La ola que arrasó España"
Guillermo Varcálcer, cocinero antes que fraile
Guillermo Varcárcel es un arquitecto técnico que ha trabajado en el sector de la construcción, primero a pie de obra, como jefe de producción, jefe de obra y director de ejecución, y después como inspector urbanístico en el Ayuntamiento de Madrid. Ha sido testigo del boom inmobiliario desde su gestación, en la década de los ochenta, hasta su declive, hace tan solo unos años. En 2008 abandonó el sector para dedicarse a la producción audiovisual.  Con la imagen del Algarrobico en portada, acaba de sacar a la luz un libro que es interesante leer: “La ola que arrasó España. Ascenso y caída de la cultura del ladrillo” (RBA Libros, Barcelona, enero 2013).

En contra de lo que pudiera parecer, “La ola…”  no es un libro de investigación sobre los desmanes urbanísticos cometidos en el solar patrio. Si así fuera, posiblemente no aportaría nada nuevo. Sería una más del montón de denuncias que hay en las librerías, en las hemerotecas y en las filmotecas. A propósito, homenajeemos aquí y ahora a Pepe Sancho, recientemente fallecido, por su participación en la serie “Crematorio”, que se ocupa precisamente de estas cosas.

Valcárcel analiza el sector desde un punto de vista inédito. Desentraña los secretos de la promoción urbanística desde su interior, y adentra al lector en lugares en los que nunca se ha estado. Esos lugares se cuentan por decenas, pero recordemos, de pasada, los procesos de ejecución de un proyecto, las licitaciones de obras, la burocracia previa al comienzo, las relaciones promotores-contratistas-subcontratistas, la seguridad en las obras, las funciones del encargado y del jefe de obra y del director de obra, las pillerías de los ejecutores…, todo ello condimentado con un recorrido por la evolución legislativa en materia de suelo y en materia de fiscalidad, que ofrece jugosos momentos como cuando la desgravación por segunda residencia alcanzaba el 17 por ciento de la base imposible del IRPF.

“La ola…”, mil y una fotografías imaginarias
Quienes hayan vivido el sector desde sus entrañas posiblemente encontrarán en “La Ola…”  una y mil fotografías imaginarias que le harán recordar el intrincado mundo en el que se han desenvuelto. Quienes no lo hayan vivido, tienen con su lectura la posibilidad de introducirse en un espacio donde las pillerías, las golferías, las fidelidades e infedilidades, la destreza y el temor abundan por doquier.

No se detiene, como digo, “La Ola…”  en enjuiciar cada uno de los desmanes urbanístico-inmobiliarios que nos asolan. De hecho, nuestro paradigma, El Algarrobico, aparece en la portada y en ningún sitio más. El paso del libro por Almería se limita a recordarnos los innumerables chollos que en nuestra costa podemos hallar y en revivir aquel momento que se frustró: “En Andalucía –cuenta en la página 289-, agotadas las costas del Sol y de la Luz, se trató de explotar Almería  utilizando como trampolín los Juegos del Mediterráneo celebrados allí en 2005. Volvieron a dispararse los precios y volvieron a paralizarse las obras, provocando caídas posteriores de un 50 %. Recuerdo perfectamente los consejos de los enteradillos en 2005: las dos zonas con opciones de inversión en España eran Almería y Ciudad Real. Lo recuerdo porque lo aconsejaba yo mismo”. Emilio Ruiz.

sábado, 16 de marzo de 2013

Antonio Jara, de infausto recuerdo


El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) –que, para quien no lo recuerde, es el instrumento creado por el Gobierno para gestionar el proceso de saneamiento del sistema financiero español- acaba de inyectar en Banco Mare Nostrum (BMN) los 730 millones de euros aprobados por Bruselas para limpiar su balance. La aportación no es gratuita: a partir de ahora, el Frob toma el 75 por ciento de la entidad, producto de la fusión de las cajas Sa Nostra, Cajamurcia y Caja Granada. Antonio Jara, minutos antes de su presumible cese, ha presentado su renuncia al cargo de  vicepresidente segundo de BMN y ha pedido su reingreso en la Universidad de Granada, de donde, en mi opinión, nunca debió haber salido.

Algún día la sociedad andaluza tendrá que pedir cuentas a dos personajes que han sido nefastos para los intereses financieros de la comunidad. Me refiero a Antonio Pulido, presidente de Cajasol, y a Antonio Jara, presidente de Caja Granada. Pulido y Jara fueron elegidos, por acuerdo de PP y PSOE, con el encargo de conducir a ambas entidades hacia el proyecto de creación de una potente caja única andaluza. Para ello contaban con la buena disposición de la más solvente caja andaluza, Unicaja, y del deseo de la casi totalidad de las fuerzas políticas regionales.

Con nocturnidad y alevosía, y de forma irresponsable, Pulido y Jara rompieron el proceso de negociación, aún incipiente, y se embarcaron, cada uno por su lado, en otros proyectos de fusión de incierto futuro. Tan incierto que, dos años después, Cajasol ha terminado diluida en La Caixa, vía un engendro llamado Banca Cívica, y Caja Granada ha terminado nacionalizada, vía ese otro engendro llamado Banco Mare Nostrum. Dice, de Jara, el diputado socialista por Granada Martínez Olmos que es “un ejemplo a seguir”. Joder. Y que su gestión “habrá tiempo de juzgarla”. No se necesita tanto tiempo. A mí, de un minuto, me sobran 59 segundos: lamentable. Emilio Ruiz.

miércoles, 13 de marzo de 2013

In memoriam: Teófilo García Buendia, director general corporativo de RTVE y exprofesor de la UAL

Un buen amigo de Almería, un hombre muy querido en nuestra tierra, “a la que siempre quedaré unido de forma entrañable”, como a él le gustaba recordar cada vez que nos visitaba, Teófilo García Buendía, murió ayer a la edad de 51 años. Era director general Corporativo de RTVE, a donde llegó tras la incorporación de nuevos nombres a la dirección de RTVE después de la victoria del Partido Popular en las elecciones generales, en sustitución de Jaime Gaiteiro.

García Buendía, en su despedida
 como subdelegado del Gobierno
 en Jaén
Teófilo García Buendía (Madrid, 1961) era un ingeniero agrónomo que ha dedicado toda su vida a la enseñanza y a la administración pública. Ha sido director de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Almería y del Departamento de Ingeniería Rural. También ha sido gobernador civil y subdelegado del Gobierno en Jaén (1996-2000), a donde llegó procedente de la Universidad de Almería con 35 años.

Al margen de su paso por la Universidad, ha sido presidente de diversas empresas públicas y privadas como Alimentos y Aceites, S. A., Aceites Coosur, S. A., y Oleaginosas del Centro,  S. A., además de consejero-delegado de Compañía Española del Tabaco en Rama, S. A., Expasa y Acusur.

García Buendía desempeño un papel muy importante en el desarrollo de la UAL. Tras la fundación de la Universidad de Almería, a finales de 1993, el Departamento de Ingeniería Rural fue uno de los primeros en crearse. Agrupó a los profesores con vocación más tecnológica que impartían docencia en las titulaciones de Agronomía de la Escuela Universitaria Politécnica. Aquel incipiente Departamento de Ingeniería Rural contó en sus inicios con nueve profesores, y fue precisamente el profesor García Buendía su primer director.

martes, 12 de marzo de 2013

Crèdit València también se fusiona con Cajamar


La cooperativa de crédito almeriense Cajamar/Cajas Rurales Unidas sigue ganando músculo. Si el mes pasado era el consejo rector de la cooperativa de crédito valenciano Caja Rural de Casinos la que había adoptado el acuerdo de fusionarse con la almeriense, esta vez será el mismo órgano de Crèdit València el que, en su reunión de esta misma semana, seguirá idénticos pasos. Una vez tomado este acuerdo inicial, será la asamblea de la entidad, que se celebrará la próxima primavera, la que ratifique la propuesta de su equipo directivo.

El proceso de integración de las pequeñas cajas rurales castellonenses en Cajamar es permanente. Hay que recordar que este mismo paso que ahora va a dar Crèdit València antes lo dieron, en el año 2011, Caja Campo y, un año después, Caja Rural Castellón San Isidro (2012). Caja Rural de Casinos es, por ahora, la última que ha aprobado la fusión. Las cuatro cooperativas de crédito establecieron con Cajamar un Sistema Institucional de Protección (SIP) con carácter previo a la fusión.

Crèdit Vaència tiene 30 oficinas y una plantilla de 125 trabajadores. Sus activos superan los 600 millones de euros y la tasa de morosidad está por debajo del 10 por ciento. La entidad se creó en el año 2001 a consecuencia de la fusión de una veintena de cooperativas agrícolas valencianas. Su presidente es Salvador Galduf. Emilio Ruiz.


viernes, 8 de marzo de 2013

A CatalunyaCaixa no hay quien la quiera


Por segunda vez en menos de un año, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob), que es tanto como decir el Gobierno, ha visto frustrado su deseo de encontrar un pretendiente para hacerse cargo de uno de sus bancos nacionalizados, Catalunya Banc. BBVA, Sabadell, Popular y Santander fueron las únicas entidades que mostraron cierto interés por analizar su cuaderno de venta. De las cuatro, tan solo Santander se ha quedado para el sprint final. Pero al banco presidido por Emilio Botín no le han cuadrado los números. El Frob pretendía recuperar al menos 1.000 millones de euros de los 9.000 que ha puesto en la entidad. La oferta del Santander estaba muy lejos esa pretensión.

¿Qué ha visto en Catalunya Caixa el Banco Santander para desestimar  la posibilidad de hacerse con un banco que tiene 60.000 millones de activos y una fuerte implantación en Cataluña, precisamente el territorio donde el Grupo Santander se encuentra falto de músculo? La lista de puntos oscuros, o poco claros, es interminable. Éstos son los más importantes:

El primero es que en esta ocasión el Frob ha visto conveniente dejar a la entidad catalana sin un esquema de protección de activos (EPA), es decir, una garantía contra pérdidas futuras, como sí hizo en las anteriores privatizaciones. En el caso de la CAM el EPA del Frob fue de 16.000 millones de euros. El Frob considera que, en esta ocasión, esa protección es innecesaria por haberse traspasado ya al Sareb –el banco malo- activos por importe de 6.708 millones de euros. En Santander consideran que Catalunya Banc aún tiene 3.000 millones de euros de exposición inmobiliaria que pueden reventar en cualquier momento.

El segundo es la débil cartera de pymes. Se cree que esta cartera tiene un alto porcentaje de créditos de dudoso que no han sido provisionados adecuadamente.

El tercero hace referencia a la reestructuración de personal y oficinas. Los bancos pretendientes en la compra de Catalunya Banc siempre han considerado que la entidad debe traspasarse con la reestructuración realizada. No iba a ser así, y esto supone otros 500 millones de euros.

El cuarto es la pobre calidad del activo hipotecario. Un alto porcentaje de hipotecas tienen una rentabilidad negativa aún en el caso de no tener incidencias de cobro, debido a que son hipotecas que fueron concedidas en su día a plazos muy largos y diferenciales sobre euríbor muy cortos.

Todas estas debilidades el Frob pretendía cubrirlas con un crédito fiscal de 1.600 millones de euros. Los bancos pretendientes en la compra consideraban que este capítulo nunca debe ser inferior a los 5.000 millones.

La cuestión es delicada. No contaban ni el Gobierno ni el Frob ni Bruselas con tener que tragarse una entidad que siempre han considerado la “joya de la corona” de las entidades nacionalizadas. Pero, ¿qué futuro se le presenta por delante a Catalunya Caixa una vez que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) no ha encontrado a nadie que le quiera?

Todas las quinielas están abiertas. El Frob estaba tan convencido de la generosidad de su oferta que entre sus previsiones no figuraba la posibilidad de que la subasta se quedara desierta. Por eso tampoco tenía elaborado un plan B. Ahora, toca a prisa y corriendo hacer un plan estratégico de futuro que tiene en el horizonte diversas opciones, como:

a)      Mantener en solitario la entidad hasta ponerla más a punto. Bruselas ha dado de plazo hasta 2015 para hacer las reformas exigidas y realizar finalmente la enajenación. Si ésta fuera la decisión adoptada, se procedería de inmediato a la sustitución de todo el equipo directivo del banco.

b)      Crear un holding bancario público que estaría integrado por Catalunya Caixa, Bankia, Novagalicia y, posiblemente también, Banco Mare Nostrum. A Goirigolzarri, esta idea le espanta, aunque la aceptaría a regañadientes. El Banco Financiero y de Ahorros (BFA) actuaría como sociedad matriz.

c)      Intentar negociar con Santander una venta a medida atendiendo a algunas de las exigencias del banco cántabro. El Santander no comprende la obstinación del Frob por endurecer su propuesta respecto a otras privatizaciones anteriores como las de banco de Valencia o Caja Mediterráneo.

d)     Por último, en el horizonte también queda una posibilidad que nunca es descartada: la disolución ordenada de la entidad. Es la más traumática. Emilio Ruiz.

domingo, 3 de marzo de 2013

La mojaquera Maya Reyes, seleccionada por la revista “Acotaciones” entre las 25 actrices en la escena del siglo XXI


La actriz Maya Reyes (Mojácar, 1979)  lleva un año cargado de buenas noticias. O mejor dos, pues 2012 supuso para ella el año de más intensa actividad de su carrera. Fue precisamente a finales del año pasado cuando se acercó a nuestra provincia para representar, en el Auditorio Municipal Maestro Padilla, “Noche de Reyes”. En estos días la satisfacción le ha llegado a Maya de manos de la revista “Acotaciones”, prestigiosa publicación editada por la Real Escuela Superior de Arte Dramático (RESAD), dedicada a la investigación y creación teatral.

En el número enero-junio de 2012, que es el más recientemente publicado, “Acotaciones” dedica un amplio estudio a resaltar la labor de las que considera “25 actrices en la escena del siglo XXI”. Sus autores, Guadalupe Soria Tomás  y Eduardo Pérez-Rasilla, profesores de la Universidad Carlos III de Madrid, consideran que la escena madrileña ha sido testigo, en los últimos años, de la incorporación de un grupo nuevo de actrices jóvenes. “La mayoría –dicen- posee una amplia formación en distintas disciplinas artísticas que ha contribuido a enriquecer el panorama escénico contemporáneo. Con frecuencia, se trata de intérpretes que han compaginado la interpretación con otras actividades de gestión o producción”.

25 actrices que ilustran el cambio
En el estudio sobre las “25 actrices en la escena del siglo XXI”, Soria y Pérez-Rasilla presentan a las veinticinco jóvenes intérpretes que ilustran el cambio que se está produciendo en la escena española. Las actrices seleccionadas son: Alba Alonso (Madrid, 1980), Ainhoa Amestoy (Madrid, 1977), Itsaso Arana (Tafalla/Navarra, 1985), Mamen Camacho (Villacarrillo/Jaén, 1980),  Irene Escolar (Madrid, 1988), Karina Garantivá (Guajira/Colombia, 1980), Violeta Gil (Segovia, 1983), Natalia Hernández (Madrid, 1975), Sara Illán (Madrid, 1976), Garbiñe Insausti (Hernani/Guipúzcoa, 1981), Carolina Lapausa (Madrid, 1980), Inge Martín (Bilbao, 1975), Nerea Moreno (Madrid, 1976), María Pastor (Madrid, 1978), Celia Pérez (Burgos, 1977), Marta Poveda (Madrid, 1980), María Prado (Madrid, 1980), Lucía Quintana (Valladolid, 1975), Almudena Ramos (Alcantarilla/Murcia, 1981), Elena Rayos (Toledo, 1976), Isabel Rodes (Alicante, 1978), Maya Reyes (Mojácar/Almería, 1979), Eva Rufo (Madrid, 1978), Ruth Salas (Madrid, 1976) y Muriel Sánchez (Zürich, 1980).

Maya Reyes

Una promoción emergente
“Este rápido espigueo por estas veinticinco actrices representativas del teatro español en el siglo XXI”, cuentan los autores del estudio, “nos muestra la existencia de una promoción emergente –a la que, como ha quedado dicho, podríamos añadir algunos nombres más-, cuyo trabajo ha merecido ya reconocimiento por parte del público y de la crítica y, en consecuencia, resulta pertinente su estudio. De él se desprenden algunos rasgos recurrentes, que, a pesar de la provisionalidad del trabajo, conviene consignar. El primero de ellos es la esmerada formación de las actrices. Si bien es cierto que muchas de ellas proceden de familias relacionadas con el teatro, no lo es menos que en el perfil de la joven actriz contemporánea la formación reglada  constituye ya la norma y no la excepción. A los estudios teatrales muchas de estas actrices suman estudios de música y/o de danza o también estudios universitarios, predominantemente humanísticos, aunque en algún caso han cursado carreras de carácter científico. También es habitual que, tras cursar sus respectivos estudios, las actrices hayan reforzado su formación con clases, seminarios, talleres etc., tanto en España como en el extranjero, lo que ha posibilitado que algunas de ellas hayan podido trabajar fuera de España. Una segunda nota es la presencia de estas actrices en escenificaciones realizadas a partir de los textos del gran repertorio. Naturalmente, no es un territorio exclusivo para su labor; muchas han trabajado en obras de carácter experimental y alternativo y también en obras de carácter comercial, pero es relevante el número y la variedad de grandes títulos en los currícula de estas jóvenes actrices. El teatro de Shakespeare y el teatro español del siglo de Oro o los clásicos contemporáneos aparecen con una frecuencia significativa. En tercer lugar, y parece de justicia recordarlo, algunos directores de escena han proporcionado repetidas oportunidades a muchas de estas jóvenes actrices en los inicios de su carrera profesional. Si, en su momento, directores como Miguel Narros o Guillermo Heras llevaron a cabo esa labor, después han sido directores como Eduardo Vasco o Ernesto Caballero quienes han incluido en sus repartos a las más jóvenes. También aparecen con asiduidad directores como Juan Carlos Pérez de la Fuente, Helena Pimenta, Gustavo Tambascio, Denis Rafter, Alfredo Sanzol, etc. Por último, muchas de estas actrices han formado sus propias compañías o han colaborado en actividades de gestión, autoría, producción, ayudantía o dirección de escena. No es fácil la carrera de una actriz joven en estos inicios del siglo XXI. No obstante, son muchas las que con tenacidad y esfuerzo se están construyendo un prometedor itinerario y están contribuyendo decisivamente a la siempre imprescindible renovación de la escena española”.

"Oído Caníbal", producida por Canal+, se repone
constantemente por la cadena de pago

Maya Reyes: teatro, cine y televisión
Ësta es la semblanza que los autores del estudio publican sobre la actriz Maya Reyes:

Maya Reyes (Mojácar/Almería, 1979). Titulada en Interpretación Textual por la RESAD (Real Escuela Superior de Arte Dramático) en 2001, tiene estudios de danza, canto y música, y se ha formado, además, con Arkadi Levin, Bob McAndrew, Mar Navarro, Hernán Gené, Will Keen y Javier Daulte.

Maya Reyes ha compaginado su participación en cine y televisión con trabajos escénicos, en los que destacan títulos del teatro clásico. En este sentido, podemos señalar las siguientes interpretaciones en la Compañía Teatro de Fondo de Madrid, con dirección de Vanesa Martínez: El maestro de danzar, de Lope de Vega, en 2006, así como La Tempestad y Mucho ruido y pocas nueces, de Shakespeare, ambas presentadas en 2009. Los dos primeros trabajos han sido los mejor valorados por la crítica (Pastrana y González 23/4/07 y Centeno 23/10/09). Resultó, además, premiada como mejor actriz femenina en el certamen Arcipreste de Hita, 2007, y finalista a la mejor actriz secundaria en la XVI edición de los Premios de la Unión de Actores por su papel de Feliciana en el montaje de Lope de Vega. Figura en los elencos de varias producciones de la CNTC:

Un bobo hace ciento, de Solís Ribadeneyra, con dirección de J. C. Pérez de la Fuente (2011) y en El pintor de su deshonra, de Calderón, dirigido por Eduardo Vasco (2010). No era este su primer trabajo juntos. Maya Reyes había intervenido en 2003 en La bella Aurora, de Lope de Vega; producción de Noviembre Teatro, compañía gestionada por Eduardo Vasco. Actualmente interpreta a la doncella María en el último montaje de este director: Noche de Reyes, de Shakespeare, estrenada el presente enero en el Teatro Calderón de Valladolid. La actriz ha intervenido en espectáculos de carácter más comercial, como La venganza de Don Mendo, dirigida en 2004 por Jaime Azpilicueta; así como en producciones alejadas del circuito comercial o institucional. Este ha sido el caso de su interpretación de la reportera de Fair Play, del joven dramaturgo Antonio Rojano; montaje estrenado en la Sala Cuarta Pared en octubre de 2011. Emilio Ruiz.

sábado, 2 de marzo de 2013

Los desencuentros IU-PSOE en Uleila del Campo vienen de lejos


Águeda Cayuela llegó a la alcaldía de Uleila del Campo siendo una joven veinteañera. Fue por casualidad, pues en aquellas elecciones, las de 1999, ni siquiera salió elegida concejala. Su partido, el PSOE, obtuvo tres concejales de siete, y ella era la cuarta de la lista. En noviembre de 2000, el alcalde, Pepe Rivas, médico, fue trasladado de destino. Águeda le sustituyó en la concejalía y en la alcaldía.

El nuevo equipo de Gobierno de Uleila, encabezado por su
alcalde, Juan José Fuentes Yepes, primero por la izquierda

Este miércoles Águeda Cayuela se despertó de alcaldesa y se acostó como simple concejala. Los tres concejales independientes, el del PP y la de IU han unido su voto para sustituirla Juan José Fuentes Yepes (AEUUC). La concejala de IU, María Rosa López, ha resistido la presión que de todos lados le venía para evitarlo. Ni la expulsión de la coalición ni las sugerencias de su amiga y compañera Manuela González Mañas, segunda de la lista y directora general de Calidad, Innovación y Fomento del Turismo de la Junta de Andalucía, le han podido doblegar.

Los cuatro concejales socialistas votaron negativamente en
la moción de censura

Los desencuentros IU-PSOE en Uleila del Campo vienen de antiguo. Habría que remontarse a las elecciones locales de 1987 para hallar su génesis. Ese año, Juan Ramos (PSOE) salió de alcalde gracias a que el concejal de IU no fue al pleno. En las siguientes elecciones (1991), Ramos obtuvo mayoría absoluta, pero en las de 1995 se repitió la escena. La “pinza” situó en la alcaldía a Alfonso Heredia (PP, 4 concejales) y en la oposición a PSOE (otros cuatro) y a IU (uno). En 1999 volvieron los empates. IU, entonces, facilitó la elección de Rivas, primero, y Cayuela, después. En 2003 y 2007, ésta obtuvo mayoría absoluta, pero en 2011 volvió a faltarle un concejal.

Los cinco concejales de la oposición votaron a favor

Ni siquiera ha servido que IU exigiera a María Rosa, antes de las elecciones, un compromiso escrito de fidelidad. El escaño no es del partido, sino del elegido, dicen reiteradas sentencias. Y, como eso es así, a los partidos no les queda otra opción, si no quieren vivir más situaciones como la de Uleila, que intentar rodearse de personas que tengan probada fidelidad a sus siglas. Si no, ya saben lo que tienen: en cualquier momento les puede salir otra María Rosa. Emilio Ruiz.

viernes, 1 de marzo de 2013

Carme Chacón, ¿diputada por Almería?



La deriva soberanista en la que se halla inmerso el Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC), el socio del PSOE en aquella comunidad autónoma, puede cobrarse una víctima en la persona de la diputada Carme Chacón. La exministra de Defensa se ha negado a votar las propuestas de resolución de CiU y la Izquierda Plural que reclamaban el respeto al “derecho a decidir” y pedían diálogo para autorizar la convocatoria de consultas populares. El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha considerado que Chacón no podrá volver a ser candidata de su partido en unas elecciones –en las legislativas de 2011 fue cabeza de cartel por Barcelona- si no asume el derecho a decidir y, por tanto, la defensa de la celebración de una consulta pactada en Cataluña. “Es evidente”, ha afirmado Navarro, “que el candidato que debamos elegir cuando toque tiene que aceptar y defender el programa electoral del PSC y nosotros estamos comprometidos con la defensa del derecho a decidir en una consulta como principio democrático".

La respuesta de Carme Chacón no se ha hecho esperar: “Nunca se me ha pasado por la cabeza presentarme a unas elecciones con un programa electoral en el que no crea”. Chacón, en el “tema Catalunya”, tiene clara su postura: “Hace 15 meses concurrí a las elecciones generales con un programa de entendimiento entre Catalunya y España que corresponde a mi convicción: quiero una Catalunya fuerte y respetada en una España que reconozca su diversidad. Ese es mi compromiso con quienes votaron aquella candidatura. No ha ocurrido nada que me haga renunciar a ese empeño. Mas se envolvió en la estelada para ocultar su fracaso como gobernante y, tras fracasar de nuevo en las elecciones, ha radicalizado más sus posiciones hasta abrir una brecha en la sociedad catalana a la que no quiero contribuir”, ha declarado a “La Vanguardia”.

El proceso negociador entre el PSOE y su asociado catalán, el PSC, se ha puesto en marcha. Nadie puede vislumbrar ahora cuál puede ser el resultado final. Todas las posibilidades están abiertas, incluso la que pasa por la decisión del PSOE de implantar su propia estructura de partido en Catalunya, limitando los acuerdos con el PSC a momentos puntuales. “Sería un error tanto del PSC como del PSOE”, consideran no pocos socialistas, entre ellos la propia Chacón, pero también abundan quienes, como Alfonso Guerra o el secretario general del PSOE de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, consideran que no hay otra salida al conflicto.

En caso de ruptura definitiva, sería Carme Chacón la encargada de dirigir el proceso de implantación del PSOE en las cuatro provincias catalanas. Eso le aseguraría también la cabeza del cartel por Barcelona y por el PSOE catalán al Congreso de los Diputados en las elecciones generales de 2015.

Si entre PSC y PSOE se alcanzara un “pacto de mínimos”, algo difícil de pronosticar en estos momentos, la incomodidad en la que se encontraría Carmen Chacón le llevaría a plantearse su presencia en las listas del PSC. La exministra sabe que siempre tiene a su disposición la posibilidad de encabezar la candidatura por Almería. Al contrario que otros nombres impuestos en otras ocasiones, como pudieron ser los de Juan de Dios Ramírez Heredia o el de Cristina Narbona, a Carme Chacón, los socialistas de Almería, la consideran “de las nuestras”. Lejos de producir rechazo, su presencia en las listas de Almería sería acogida hasta con euforia. Chacón, no se olvide, no sólo es que presentara en Almería su candidatura a la secretaría general del PSOE, no sólo es que es hija y nieta de almerienses y tenga su segunda residencia en nuestra provincia, es que puede ser una próxima candidata a la presidencia del Gobierno de España. Y eso es un lujo para cualquier candidatura. Emilio Ruiz.