_______________________________________________________________________________________________

sábado, 5 de enero de 2013

Carmen Enríquez se ocupa de Carmen Polo


Carmen Enríquez, además de virgitana, es periodista, escritora e historiadora. Toda su vida ha trabajado para TVE, donde entró en 1970 y salió con el ERE de 2007. En el 90 fue nombrada coordinadora de la información de la Casa Real, puesto en el que se mantuvo hasta su salida del ente. Conoce, pues, mejor que nadie los entresijos de la realeza. Lleva ya tres libros sobre el tema: Doña Sofía. La reina habla de su vidaLos príncipes. Preparados para reinar y Tras los pasos del Rey.

Ahora ha dado un salto atrás en el tiempo para ocuparse de quien fue la esposa del anterior Jefe de Estado. Carmen Polo, Señora de El Pardo (La Esfera de los libros) es el título. Carmen Collares, como también ella llama a la Señora, llegó a El Pardo en 1940 y allí se mantuvo hasta 1976. De ella se han dicho mil y una cosas, la mayoría más cercanas a la imaginación que a la realidad. Según Carmen, fue “la mujer más poderosa de la España franquista”, pero eso no quiere decir que tuviera poder alguno. Que no lo tuvo. Sabido es que el general, cada vez que su esposa intentaba meter la nariz en los asuntos de Estado, era radical: “Tú, Carmen, cállate, que si de política no entiendo yo, menos vas a entender tú”.

Enríquez explora al máximo la figura de la Señora. Pero no se puede sacar petróleo de donde no hay. Me ha sorprendido algo que dice: que fue “una espléndida joven, alta, esbelta, de pelo negro y ojos oscuros, cuya imagen recordaba más que a las chicas del norte –de tez blanca, rubias y de ojos claros- a la típica mujer andaluza, cuyos rasgos tan bien captó el pintor cordobés Julio Romero de Torres”. Qué fuerte. Debe la paisana haberse confundido de persona. O le han mostrado una foto trucada; que entonces el Photoshop no existía, pero sí había avanzadas técnicas de retoque. En Almería, sin ir más lejos, Guerry era un artista. Emilio Ruiz.