_______________________________________________________________________________________________

sábado, 8 de diciembre de 2012

Cajamar será accionista del Sareb, el banco malo

El Gobierno anda loco buscando entidades financieras que aporten su dinero el capital social del “banco malo”, el Sareb, el banco que recibirá los activos tóxicos de los bancos en apuros. Santander, Caixabank, Popular y Sabadell ya han manifestado su presencia, mientras el BBVA se está poniendo remolón. Al final, el banco que preside Francisco González también tendrá su “cuota parte” si es que no quiere verse señalado por el Banco de España.

De Almería también tendrá que salir alguna partida dineraria al Sareb. A Cajamar le han asignado 61 millones de euros, y nuestra cooperativa de crédito ya ha manifestado que no le hacia gracia alguna, pero que todo sea por el bien de un sector, el financiero, que para su reestructuración necesita del concurso de todos.

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (que es el nombre completo del Sareb) tampoco se ha olvidado de la otra entidad financiera andaluza que nos queda, Unicaja. En principio se le han asignado entre 75 y 100 millones de euros. Medel, hasta hoy, no ha dicho ni que sí ni que no, aunque nadie duda de que al final será que sí.

Con estas captaciones, el Sareb quedará alimentado de la siguiente forma: Santander, 650 millones; La Caixa, 550 millones; Popular, 290 millones, y Sabadell, 220 millones. Esto, por lo que respecta a los llamados bancos grandes. Los medianos y pequeños aportarán cantidades más modestas, entre 50 y 100 millones. Tal es el caso de Kutxabank, Ibercaja y Bankinter, además de las dos entidades andaluzas. También aportarán su dinero algunas compañías aseguradoras, como Mapfre, Axa, Catalana Occidente y Pelayo. Queda la incógnita del BBVA.

En total, las cantidades aportadas por bancos, cajas y aseguradoras al Sareb, el “banco malo”, ascenderán a unos 2.500 millones de euros. Los recursos propios serán de unos 5.000 millones de euros y estionará activos del orden de los 45.000 millones de euros. El Gobierno está estudiando la posibilidad de que también el Sareb pueda formalizar préstamos hipotecarios para particulares, pero siempre con quienes adquieran alguno de los inmuebles que gestiona. Emilio Ruiz.