_______________________________________________________________________________________________

domingo, 25 de noviembre de 2012

Caja Rural de Canarias-Cajamar: la fusión que se avecina

El movimiento de recogida de firmas iniciado por un grupo de empleados y socios de Caja Rural de Canarias, al que ya se han sumado más de seiscientos, con el fin de conseguir la integración de la entidad en Cajas Rurales Unidas, la nueva caja rural surgida de la fusión de Cajamar y Ruralcaja, ha empezado a dar sus frutos. Recordemos que lo que ahora une, desde el año pasado, a Cajamar y a Caja Rural de Canarias en un Sistema Institucional de Protección, un SIP, que les obliga a consolidar sus balances y compartir riesgos. Los SIP respetan cierta autonomía, así como la marca  y la formación de asambleas generales y consejos rectores propios. La pretensión de este numeroso grupo de cooperativistas y clientes es llegar a la fusión completa. Consideran los trabajadores que de esa forma mejorarían su situación laboral, mejor en la almeriense que en la grancanaria. Los socios y clientes, por su parte, están viendo cómo Cajas Rurales Unidas se está convirtiendo en la aglutinadora de casi todas las cajas rurales españolas y carece de sentido mantenerse al margen de ese proceso de unión. Las relaciones mediante un SIP, consideran, han evitado el aislamiento y han sido altamente positivas para la entidad grancanaria. Pero no son suficientes. Hay que dar el siguiente paso, el de la plena integración. Para formar parte de una entidad mucho más fuerte.

El Consejo Rector de Caja Rural de Canarias no ha dejado pasar el tiempo sin atender la petición de las seis centenas de empleados y socios que piden este tiempo nuevo, y así ha puesto en marcha el largo proceso que conducirá a la asamblea general extraordinaria que se celebrará el 21 de diciembre. Previamente a este día se celebrarán las juntas preparatorias. La primera de ellas será la de las personas jurídicas, que se celebrará el 30 de noviembre en el hotel Reina Isabel de Las Palmas de Gran Canaria. La última será el 18 de diciembre en el parador de La Gomera para todos los municipios de la isla.

Los dos nuevos puntos que se han incluido en el orden del día de la Asamblea General de Delegados, a petición de los 603 firmantes, son el 3 y el 4. El primero de ellos es para atender la solicitud de petición de cese del presidente, Lucas de Saá Padilla, que se ha manifestado contrario a la fusión con Cajamar, así como el nombramiento, si procede, de su sucesor. El cuarto punto trata sobre la adopción de acuerdos relativos al inicio de un proceso de negociación que culmine con la fusión de Caja Rural de Canarias con la almeriense Cajas Rurales Unidas. Según estiman desde la dirección de ambas entidades, si esta propuesta es aprobada, a mediados del próximo año la fusión sería plena. Emilio Ruiz.