_______________________________________________________________________________________________

martes, 6 de noviembre de 2012

A Braulio Medel se le atragantan las fusiones

Braulio Medel, presidente de Unicaja, lleva camino de ver frustrado su quinto intento de fusión. No pudo conseguir la caja única andaluza, pero tampoco logró la fusión con Caja Castilla-La Mancha (CCM). Ni con Cajasol ni con Cajasur. El único proyecto que ha podido ver consumado ha sido el de la fusión con Caja de Jaén, pero ésta era una entidad de reducida dimensión.

La fusión con Caja España-Duero ha pasado por mil y una vicisitudes. Hace seis meses todo parecía hecho. Pero la auditoría de Oliver Wyman ha puesto una china en el camino, pues si bien es cierto que el banco resultante de la fusión Ceyss-Unicaja no requeriría de capital adicional –tendría un excedente de 128 millones-, la propia auditoría ha desvelado datos esclarecedores. Dice Wyman que si Unicaja camina sola cuenta con un excedente de capital de 969 millones en un escenario base y de 452 millones en un escenario adverso. Y que la “novia”, España-Duero, si camina sola, necesita 1.269 millones en el escenario base y 2.063 en el adverso. En una palabra, dice Oliver Wiman que si Unicaja no se queda con España-Duero, la castellano-leonesa está condenada a ser carne de matadero del Frob.

A Medel la fusión con España-Duero nunca le ha gustado del todo. No porque supusiera pérdida de poder, que no, pues la castellano leonesa se conforma con un 70-30, y ahora, aún con menos –se habla de un 100-0 o un 95-5-, sino por la situación económica de la entidad y por la concentración de su negocio en un determinado territorio. Medel, ahora, puede aprovechar el informe de Oliver Wyman para enterrar el proyecto de fusión. Y, de paso, abrir una ventana a Banco Mare Nostrum (BMN), Catalunyabank o Ibercaja, fusiones más alentadoras. Veremos en qué queda el asunto. Emilio Ruiz.