_______________________________________________________________________________________________

domingo, 24 de junio de 2012

Unicaja saca pecho en plena crisis del sector bancario

En plena crisis del sector bancario español, Unicaja hace alardes de vivir una situación económica muy diferente de la que padece casi la totalidad del resto de entidades financieras, principalmente las cajas de ahorros. El sábado celebró su asamblea general ordinaria, cuando aún estaban recientes los informes elaborados por las firmas Oliver Wyman y Roland Berger sobre la situación bancaria española, cuya necesidad de capital la estiman en el entorno de los 62.000 millones de euros. Unicaja considera que si se hace una simulación con la metodología e hipótesis utilizados por estos economistas, la situación de la entidad indicaría que son innecesarias inyecciones de capital ajenas, ni siquiera en los supuestos más exigentes de evolución de la economía española y de nuestro sistema financiero. Y es más, consumado el proyecto de integración de Caja España-Duero, tampoco necesitaría recapitalizaciones adicionales a las ya contempladas y aprobadas en el plan de negocio conjunto de ambas entidades.

Los informes  elaborados por Oliver Wyman y Roland Berger, encargados por el gobierno de España para conocer la situación real del sector con vistas a recabar las ayudas necesarias del Banco Central Europeo, se refieren a necesidades globales de capitalización del conjunto del sistema financiero español, no a necesidades individuales, si bien estos mismos informes han adelantado que, en principio, las tres entidades financieras más importanes del país, Santander, BBVA y Caixabank, no precisan de capitalización alguna. Unicaja cree que, con los mismos baremos, tampoco necesita ayudas adicionales.

Unicaja ha cerrado 2011 con un beneficio neto de 106,5 millones de euros. Unicaja banco tiene, al cierre del primer trimestre del año, un índice de morosidad del crédito al sector privado del 5,4 por ciento, mientras el conjunto de las entidades españolas alcanzan el 8,4 por ciento, y un nivel de cobertura del 78 por ciento, frente al 55 por ciento de cobertura del sector. En cuanto a solvencia, el coeficiente del Grupo Unicaja se situó en el 14,1 por ciento cuando el mínimo legal está situado en el ocho por ciento y el coeficiente de capital principal está en el 12,4 por ciento, frente al mínimo legal exigido del 10 por ciento. Ambos niveles se sitúan entre los más elevados del sistema financiero español. Emilio Ruiz.