_______________________________________________________________________________________________

martes, 26 de junio de 2012

Moody´s deja a la mayor parte de la banca española en nivel de bono basura

La agencia de calificación Moody´s sigue ensañándose con la banca española. El anuncio del rescate por parte de las aurotidades financieras españolas y la petición que ayer hizo del mismo el ministro Guindos no han tranquilizado a la agencia. Basa su criterio en la menor confianza en la deuda soberana española, que afecta a la "capacidad del Gobierno para apoyar a los bancos" y a la autonomía de crédito de estas entidades, y a la exposición de bancos y cajas al mercado inmobiliario.

Hay que recordar que Moody's ya recortó el pasado 13 de junio la calificación de la deuda española, desde 'A3' a 'Baa3', con perspectiva ''negativa'', dejándola a un paso del bono basura. La agencia justificó esta decisión en el rescate europeo a la banca española, en el "muy limitado" acceso a la financiación y en la débil situación económica del país.

En esta ocasión, la agencia ha evaluado el impacto de esta decisión sobre los bancos españoles "dada la magnitud de la rebaja de la calificación a España y la creciente incertidumbre en torno a la valoración de los activos inmobiliarios de los bancos". También ha tenido en cuenta las consecuencias de una mayor probabilidad de que las entidades financieras tengan que hacer frente a mayores pérdidas. En cambio, "ve positivamente las medidas de apoyo introducidas por el Gobierno español para apoyar el sistema bancario en su totalidad". Moody''s evaluará el impacto de esa próxima recapitalización bancaria una vez se conozca el importe final, el periodo y la forma en que la financiación se entregará a cada uno de los bancos que lo requieran.

Moody''s ha rebajado la calificación de Banco Santander, BBVA, Caja Laboral, Banca March, Caja Rural de Navarra, Caixabank, Bankinter, Banco Cooperativo Español, Banco Popular Español, Banco Sabadell, Kutxabank, Unicaja y Banco Pastor. Les siguen la CECA, Caja Rural de Granada, Bankoa, Liberbank, Ibercaja, Cajamar, Ahorro Corporación Financiera, Lico Leasing, Bankia, Banco CEISS, Catalunya Banc, NCG Banco, Banco CAM, Dexia Sabadell y Banco de Valencia.

La última rebaja de la calificación a la banca española la llevó a cabo otra agencia de medición, Fitch, el pasado 12 de junio. Fitch recortó la calificación de 18 bancos españoles, entre ellos el Popular, el grupo BMN, Liberbank, el Banco Castilla-La Mancha, Unicaja o Cajamar. Un día antes, Fitch también recortó en dos escalones la calificación de los dos mayores grupos financieros españoles, el BBVA y el Santander.

Esta nueva rebaja de Moody´afecta a cada uno de los bancos españoles de la siguiente forma:

Santander es el que sale mejor parado al ver degradada su nota en dos escalones de "A3" (notable bajo) hasta "Baa2" (aprobado), uno por encima de la calificación que la agencia otorga a la deuda soberana española ("Baa3").
Otros cinco entidades financieras se salvan también de ser consideradas bono basura al quedar con una nota de "Baa3" (aprobado bajo): BBVA y Banesto, rebajados tres escalones, Banca March, dos peldaños, Caja Laboral, un escalón, y Caixabank, cuatro peldaños. También se salva del bono basura y, por tanto, de no ser considerado una inversión especulativa, el ICO, cuya calificación fue rebajada en tres escalones, desde "A3" hasta "Baa3".
Las notas del resto quedan en nivel de bono basura: Liberbank y Cajamar, rebajados un escalón, y dos peldaños a Bankinter, CECA, Caja Rural de Granada y Bankia, Ahorro Corporación Financiera y Dexia Sabadell.
En el caso de Banco Cooperativo Español, Banco Sabadell, Kutxabank, Catalunya Banc y NCG Banco, la rebaja es de tres escalones, mientras que Banco Popular Español, Unicaja, Bankoa, Ibercaja, Banco CEISS y Banco de Valencia es de cuatro peldaños.