_______________________________________________________________________________________________

miércoles, 13 de junio de 2012

Fitch degrada la calificación a Unicaja y Cajamar, además de a otras 18 entidades financieras españolas

Si la semana pasada fueron Santander, BBVA y Banesto las entidades financieras españolas que sufrieron la bajada de calificaciones de la agencia Fitch, pasando a “BBB+” desde “A”, ayer el turno correspondió a otras 18 entidades financieras españolas. Este recorte, según la agencia, se produce tras el sufrido por la calificación soberana de España (hasta “BBB” desde “A”, perspectiva negativa). Además, incluye las preocupaciones en torno a la posibilidad de que se produzca un mayor deterioro en los préstamos de crédito de algunos bancos, especialmente aquellas entidades cuyo balance está muy expuesto a la construcción y al sector inmobiliario, y también aquellas que tienen bases de capital más bajas. La firma recuerda que prevé que España siga en recesión durante el resto de este año y el próximo, frente a la estimación previa de que se beneficiaria de una leve recuperación en 2013. “Las entidades rebajadas hoy son puramente nacionales, por tanto, su capacidad de generación de ingresos, perfil de riesgo, acceso a la financiación y coste de la misma están muy determinados por la evolución de la economía en el país y de su mercado inmobiliario”, afirma Fitch.

En opinión de la agencia, “la debilidad de la economía española seguirá afectando al volumen de negocio, lo que unido a los bajos tipos de interés, ejercerá presión sobre los ingresos. Los bancos se enfrentan al reto de aumentar aún más los niveles de cobertura de los préstamos ante el deterioro de los activos ligados al ‘ladrillo’, al mismo tiempo que deben hacer frente unos requisitos de capital más estrictos”.

No obstante, Fitch señala que “no ha cambiado su perspectiva sobre el apoyo del Gobierno al sector financiero tras el anuncio de que recibirá hasta 100.000 millones del EFSF/ESM. El reciente recorte de rating de España ya incluía los costes fiscales de reestructurar y recapitalizar la banca, que en el caso base eran de entre 50.000 y 60.000 millones y en el más negativo de 100.000 millones”.

El recorto de la calificación de Fitch afecta a la banca española de la siguiente forma:

Pasan a “BBB” desde “A-”: CaixaBank, La Caixa, Kutxabank,Caja Rural de Navarra y Grupo Cooperativo Ibérico de Crédito.

Caja Laboral Popular pasa a “BBB” desde “BBB+”.

Explica la agencia que “aunque expuestas al entorno macroeconómico español y sensibles a posibles recortes en la calificación de España, estas entidades tienen poca exposición al sector inmobiliario y buenas bases de capital”.

Banco Mare Nostrum pasa “BBB-“desde “BBB”, en revisión negativa para otro posible recorte. La agencia se muestra preocupada por la relativa exposición al “ladrillo” y débil ratio de capital de esta entidad, en la que está integrada Cajagranada.

Liberbank reduce hasta “BBB-” desde “BBB+”, en revisión negativa para otra posible rebaja.

Banco Popular baja la calificación hasta “BBB-” desde “BBB” (perspectiva negativa).

Banco Sabadell pasa a “BBB” desde “BBB+” (y la pone en vigilancia negativa para una posible rebaja).

Cajamar pasa a “BBB-” desde“BBB+” y la sitúa en vigilancia.

Unicaja Banco se reduce hasta “BBB-“ desde “A-”.

Banco Cooperativo Español, Banco Guipuzcoano y Bankia se reducen hasta “BBB” desde “BBB+”, con perspectiva negativa.

Lectura de calificaciones:
  • AAA: Máxima seguridad.
  • AA: Seguridad muy alta.
  • A: Gran capacidad de solvencia y bajo riesgo de crédito.
  • BBB: Alta solvencia, aunque es más sensible a cambios adversos en la coyuntura económica.
  • BB: Solvencia garantizada, aunque existen ciertos riesgos de impago.
  • B: La solvencia del emisor es muy justa, una deuda que puede llegar a incurrir en impagos.
  • CCC: Las probabilidades de impago es alta.
  • CC: Las probabilidades de impago es muy alta.
  • C: El impago de intereses o del principal es inminente.
  • RD: El emisor ha dejado de pagar alguno de los pagos vencidos, pero no de todas sus emisiones de deuda.
  • D: Deuda con impagos de intereses y principal.
El signo + supone en perspectiva hacia el nivel superior y el signo – supone en perspectiva hacia el nivel inferior.