_______________________________________________________________________________________________

sábado, 12 de mayo de 2012

Cajamar absorbe Castellón, niega créditos al Barça y recibe con agrado las cuentas de CRM

La entidad cooperativa ahorradora almeriense Cajamar ha vuelto, esta semana, a ser titular de los periódicos por triple motivo: el primero, por haber culminado con éxito el proceso de integración de Caja Rural Castellón San Isidro. Las asambleas generales de las dos entidades, reunidas en Almería y Castellón, respectivamente, han acogido con amplísima mayoría la propuesta de integración formulada hace unos meses por los consejos rectores de ambas entidades.

Por otra parte, el grupo CRM (Cajas Rurales del Mediterráneo) ha cerrado 2011 con un resultado después de impuestos de 10,9 millones de euros, lo que supone un 123 % más que el año pasado, unos activos totales de 11.389 millones de euros, más de 9.242 millones en créditos y un volumen de negocio superior a 18.173 millones. El año pasado, la entidad liderada por Ruralcaja cerró su primer año de integración (quince cajas rurales de la Comunitat Valenciana) con unos resultados de 4,88 millones. Con estos nuevos resultados la ratio de solvencia del grupo se sitúa en el 11,05 %, tres puntos por encima del mínimo obligatorio exigido por el Banco de España. A 31 de diciembre de 2011 la futura Cajas Rurales Unidas (CRU), fruto de la fusión entre Ruralcaja y Cajamar, suma activos por un importe de 39.614 millones, un coeficiente de solvencia del 12,62 %, 6.660 empleados y 1.478 oficinas.

Y también ha sido noticia Cajamar por temas financiero-deportivos. El FC Barcelona necesita dinero para planificar la plantilla de la próxima temporada y para ello negocia desbloquear los límites que los bancos le imponen a la hora de conseguir préstamos. Los bancos no están por la labor. Según publica el diario As, las entidades que forman el 'pool' financiero, entre ellas la almeriense Cajamar,  suministra fondos al Barça ha respondido con un rotundo "no" los últimos intentos de acercamiento por parte de la directiva blaugrana, empeñada en conseguir más dinero con los que poder reestructurar su plantilla tras la salida de Guardiola. Rosell quiere que el adiós de Pep se note demasiado con el fichaje de jugadores como Bale, Van Persie, Thiago Silva o Jordi Alba. Emilio Ruiz.