_______________________________________________________________________________________________

martes, 24 de abril de 2012

El caso del Profesor Rafael López Guerrero, si es verdad, es de dimensiones mayúsculas


¿Estamos ante un hecho delictivo o ante un montaje periodístico? Se sabrá en los próximos días, pero, mientras tanto, en los ambientes universitarios de Almería el asunto es recurrido tema de conversación. Lo ha destapado el diario digital Noticias de Almería (www.noticiasdealmeria.com). Según este medio, dirigido por el periodista Rafael M. Martos, el acto de entrega de diplomas a los mejores expedientes académicos de Ciencias de la Salud de la Universidad de Almería, celebrado el mes pasado, tuvo como conferenciante a quien fue presentado como Profesor y Doctor Rafael López Guerrero, quien disertó sobre “Relaciones humanas en el campo de la salud”. En el acto estaban presentes el delegado de Salud de la Junta de Andalucía, Manuel Lucas, y la decana de la Facultad de Ciencias de la Salud, Genoveva Granados.

Según Noticias de Almería, el conferenciante no tiene otro título distinto del de Licenciado en Derecho, si bien en su haber se insertaron los siguientes títulos: “Doctor of Bussines Administrarion in e-Comerce”, “Bachelor of Science in Information Technology Engineering” y “Doctor of Sciencie in Information Technology Engineering”, todos ellos expedidos por la Canterbury University, universidad que no existe, según el periódico. “La que existe es la Universidad Cristiana de Canterbury, así como el University College of London, en tanto que la Universidad de Canterbury en realidad tiene su domicilio administrativo en la República de Seychelles, y el Departamento de Innovación, Universidades y Habilidades del Reino Unido no la tiene reconocida para expedir títulos universitarios, ni se trata de un organismo que figure acreditado por los Estados Unidos Departamento de Educación o el Consejo para la Acreditación de la Educación Superior”.

Los “doctorados” de Rafael López Guerrero pueden ser adquiridos por Internet a razón de 200 euros unidad. Se ofrecen en la red por la empresa Instantdegrees (Tiene guasa: “Títulos al Instante”) y su emisión la efectúa la “Canterbury University”.

Con estos títulos Rafael López Guerrero engorda considerablemente su currículum académico, pues al de la licenciatura de Derecho añade nada menos que otros titulaciones de rimbombante denominación, una vez que se han traducido al castellano, como el doctorado en Administración de Empresas y en Ingeniería.

Diario de Almería ha analizado los tres títulos en cuestión y ha podido observar que no tienen “apostilla” que certificaría la firma del emisor del “titulo”, si bien eso tampoco validaría el diploma en cuestión, sólo que quien lo ha rubricado es realmente quien dice ser, no que el contenido del mismo sea cierto.
 
Instantdegrees ofrece estas titulaciones en “sólo cinco días” y “sin esfuerzo”. Basta con elegir la titulación, pagar con tarjeta de crédito, y en menos de una semana recibirá un paquete con el título que incluye un holograma “de seguridad” y letras “en relieve”, y sello “oficial” de la “universidad” aunque ésta no puede ser elegida por el “titulado”.

Las cláusulas de confidencialidad incluyen aceptar una sanción de 100.000 dólares americanos, y esa confidencialidad afecta no sólo a las jurisdicciones de todos los países del mundo sino también “a las colonias de todas y cada una, protectorados, territorios dependientes, regiones autónomas y semiautónomas, mancomunidades, estados, provincias, regiones administrativas, subdivisiones administrativas o participaciones que normalmente se consideran como pertenecientes a esa jurisdicción, así como cualquier aeronave militar o civil en el espacio aéreo internacional, o buque militar o civil en aguas internacionales registrados y que enarbole el pabellón de esa jurisdicción”.

Si los hechos investigados por el periódico y expuestos en sus ediciones de ayer y de hoy se ajustan a la realidad –y todo apunta a que así es-, el Doctor (o lo que sea) Rafael López Guerrero debe dar una explicación, explicación que también debe ofrecer la Universidad de Almería por no contrastar las titulaciones de quienes presenta ante su alumnado como “ilustres conferenciantes”. Emilio Ruiz.