_______________________________________________________________________________________________

domingo, 25 de marzo de 2012

Cajamar acapara las pensiones de los emigrantes retornados

Durante el año pasado, algo más de 40 millones de euros aportaron a la economía española los emigrantes retornados sólo con las pensiones que percibieron de los países en los que habían estado emigrados, según un estudio del Observatorio Permanente de la Emigración Española (OPERE), hecho público por la Federación Española de Asociaciones de Emigrantes Retornados (FEAER). A pesar de esta elevada cantidad, la organización considera que muchos emigrantes retornados no reciben ninguna pensión del país al que habían emigrado por simple desconocimiento, por lo que cree que es necesaria una labor de divulgación institucional sobre este asunto.
 
Alemania está a la cabeza de los países de origen de estas prestaciones con cerca de 13 millones de euros. Le siguen Países Bajos, Francia, Bélgica, Suiza, Andorra, Reino Unido, Estados Unidos, Austria, Brasil, Italia y Australia. Respecto al tipo de pensión la más común es la de jubilación por el Régimen General, con 20 millones de euros, seguida por las prestaciones de incapacidad, viudedad y la pensión de empresa. También hay pensiones de jubilación para autónomos, de régimen agrícola y de dependencia.

Para la FEAER estos datos son importantes porque, por un lado, contribuyen a mejorar la calidad de vida de los beneficiarios de las pensiones, y por otro, por lo que supone para la economía nacional la llegada de divisas. Se considera que esa cantidad se podría duplicar si hicieran valer su derecho todos los emigrantes retornados.

Cajamar, con algo más de cinco millones de euros, encabeza el ranking de entidades bancarias receptoras de estas remesas. Le siguen Unicaja, con más de 3,6 millones de euros, Caja Madrid, con algo más de dos millones, Cajasol, con poco más de un millón y medio, y Banco Santander, con algo menos de esta última cantidad.

El informe del Observatorio también indaga sobre la situación en la que se encuentran las personas que deciden regresar a España sin estar jubiladas. La conclusión es dramática: el 96,54% de los retornados que han acudido a la FEAER en busca de asesoramiento laboral están desempleados. Este dato es un claro indicador del peligro de exclusión social del colectivo de emigrantes retornados. “El porcentaje de desempleo entre el colectivo es alarmante y aunque entendemos que la coyuntura nacional es especialmente delicada, no podemos dejar de señalar que es preciso diseñar medidas y programas específicos para nuestro colectivo, sobre todo en lo referente a la homologación de la formación, y también en el acceso a la formación en España”.

El informe hace un llamamiento a trabajar en favor de la diversidad y la integración de los emigrantes retornados. En este sentido expone que “aunque son conscientes de que la diversidad aporta ventajas competitivas, las empresas no quieren hacer nada para aprovechar ese potencial”. Para la FEAER, “unas plantillas en la que exista diversidad pueden contribuir a que las empresas representen a una sociedad y una cartera de clientes cada vez más diversos que exigen productos y servicios cada vez más innovadores”.

El movimiento asociativo de emigrantes retornados, además de prestar servicios de orientación laboral, ofrece cursos de formación profesional, búsqueda de empleo y tramitación de expedientes de homologación de títulos de formación. Emilio Ruiz.