_______________________________________________________________________________________________

sábado, 31 de marzo de 2012

Recorte sindical

La crisis económica está dejando cadáveres a la orilla de todos los caminos. Heridos de muerte –aunque, ciertamente, por ahora sólo heridos- están los sindicatos. El “éxito” de la huelga general del pasado jueves no alivia un futuro que cada día se les vuelve más alarmante. La reforma laboral y otras decisiones gubernamentales apuntan directamente a la yugular sindical. Tres son las medidas tomadas en las últimas semanas que modifican el protagonismo tradicional de la actividad sindical:

a) Menos recursos económicos. Se ha recortado en un 20 por ciento el monto de las subvenciones que los sindicatos reciben del Gobierno.

b) Pérdida de protagonismo en los expedientes de regulación de empleo. Hasta ahora, los “eres” se sometían a la aprobación de la autoridad laboral. Ésta alentaba el acuerdo empresa/sindicatos. A falta del mismo, el “ere” se rechazaba. En la práctica, la aprobación del “ere” de quien dependía era de la voluntad sindical. Los sindicatos, para dar el sí, exigían sus contrapartidas. Ya no es necesaria la aprobación de la administración laboral.

c) Todo el mundo sabe que los cursos de formación son una financiación encubierta de las organizaciones sindicales y patronales. La reforma laboral permite a las empresas organizar la formación de sus propios empleados.

Si a estas medidas añadimos el recorte de las políticas activas de empleo, acordado el viernes, que también incide en los ingresos sindicales, y la decisión de algunos gobiernos autonómicos de reducir el número de liberados sindicales, podemos aventurar un futuro muy oscuro para la actividad sindical. Que los sindicatos vivan sólo de las cuotas de sus afiliados es tarea casi imposible. Emilio Ruiz.

domingo, 25 de marzo de 2012

Andalucía, fiel a la izquierda, indulta a la derecha treinta años después

Intenso relato histórico el de esta Andalucía nuestra. 1977: multitudinaria manifestación por la autonomía plena a través del artículo 151 de la Constitución. 1978: Plácido Fernández-Viagas es elegido presidente de la Junta Preautonómica. 1979: Once partidos políticos, incluido el que gobernaba España, UCD, suscriben el Pacto de Antequera, por el que se comprometen a conseguir “la autonomía más eficaz en el marco de la Constitución”, la que se obtiene por la vía del artículo 151. 1980: Con una alta participación del 63,88 por ciento, el 54 por ciento del censo apoya el referéndum de autonomía. Pero Almería, maldita sea, se descuelga y no consigue la mayoría absoluta.

Es en este momento de la historia de Andalucía cuando el nacionalismo andaluz y el centro-derecha español empiezan su travesía del desierto en nuestra tierra. El primero, en sus distintas versiones nominativas –la más persistente, Partido Andalucista (PA)-, aún sigue en la marginación. El otro, también en sus variadas versiones –UCD, AP, PP-, ayer por fin consiguió el indulto de los andaluces.

¿Y por qué este castigo tan severo? Los andaluces siempre han entendido como una agresión a su dignidad la escena de sofá protagonizada por Alejandro Rojas Marcos (PSA) y Rodolfo Martín Villa (UCD), ministro de Administración Territorial, a raíz de la situación creada por el bloqueo de Almería. A cambio de apoyar al Gobierno de Suárez en la moción de censura a la que tenía que enfrentarse, UCD y PSA pactaron el acceso de Andalucía a la autonomía plena a través del artículo 144 de la Constitución. El pacto se consideró una declaración de guerra a nuestro orgullo y les creo una imagen de opositores a la autonomía plena. Ocho meses después de aquel 28 de febrero de 1980, UCD tuvo que claudicar y aceptar una modificación de la Ley del Referéndum “por razones de interés nacional” que incorporaba a Almería al proceso autonómico en iguales condiciones que las demás comunidades históricas.

Elección tras elecciones, por esta “traición”, los andaluces le han pasado factura tanto al nacionalismo heredero del PSA como al centro-derecha heredero de la UCD y la AP, hoy encarnado en el Partido Popular. La primera, en 1982. UCD obtiene sólo obtuvo 15 diputados y 17 AP. El PCA conseguiría ocho escaños y tan solo tres los andalucistas, mientras que los socialistas se verían premiados con nada menos que 66 escaños en el Parlamento de Andalucía.

Ayer, 25 de marzo, el pueblo andaluz concedió a la derecha española un indulto parcial. Le ha regalado el más preciado de sus bienes: una buena porción de votos para que administre su voluntad. Es el mayor regalo que puede recibir un partido político. Pero es un regalo que, a veces, se torna amargo cuando la suma de las porciones de los demás supera a la del ganador. Es lo que ha pasado. Emilio Ruiz.

Cajamar acapara las pensiones de los emigrantes retornados

Durante el año pasado, algo más de 40 millones de euros aportaron a la economía española los emigrantes retornados sólo con las pensiones que percibieron de los países en los que habían estado emigrados, según un estudio del Observatorio Permanente de la Emigración Española (OPERE), hecho público por la Federación Española de Asociaciones de Emigrantes Retornados (FEAER). A pesar de esta elevada cantidad, la organización considera que muchos emigrantes retornados no reciben ninguna pensión del país al que habían emigrado por simple desconocimiento, por lo que cree que es necesaria una labor de divulgación institucional sobre este asunto.
 
Alemania está a la cabeza de los países de origen de estas prestaciones con cerca de 13 millones de euros. Le siguen Países Bajos, Francia, Bélgica, Suiza, Andorra, Reino Unido, Estados Unidos, Austria, Brasil, Italia y Australia. Respecto al tipo de pensión la más común es la de jubilación por el Régimen General, con 20 millones de euros, seguida por las prestaciones de incapacidad, viudedad y la pensión de empresa. También hay pensiones de jubilación para autónomos, de régimen agrícola y de dependencia.

Para la FEAER estos datos son importantes porque, por un lado, contribuyen a mejorar la calidad de vida de los beneficiarios de las pensiones, y por otro, por lo que supone para la economía nacional la llegada de divisas. Se considera que esa cantidad se podría duplicar si hicieran valer su derecho todos los emigrantes retornados.

Cajamar, con algo más de cinco millones de euros, encabeza el ranking de entidades bancarias receptoras de estas remesas. Le siguen Unicaja, con más de 3,6 millones de euros, Caja Madrid, con algo más de dos millones, Cajasol, con poco más de un millón y medio, y Banco Santander, con algo menos de esta última cantidad.

El informe del Observatorio también indaga sobre la situación en la que se encuentran las personas que deciden regresar a España sin estar jubiladas. La conclusión es dramática: el 96,54% de los retornados que han acudido a la FEAER en busca de asesoramiento laboral están desempleados. Este dato es un claro indicador del peligro de exclusión social del colectivo de emigrantes retornados. “El porcentaje de desempleo entre el colectivo es alarmante y aunque entendemos que la coyuntura nacional es especialmente delicada, no podemos dejar de señalar que es preciso diseñar medidas y programas específicos para nuestro colectivo, sobre todo en lo referente a la homologación de la formación, y también en el acceso a la formación en España”.

El informe hace un llamamiento a trabajar en favor de la diversidad y la integración de los emigrantes retornados. En este sentido expone que “aunque son conscientes de que la diversidad aporta ventajas competitivas, las empresas no quieren hacer nada para aprovechar ese potencial”. Para la FEAER, “unas plantillas en la que exista diversidad pueden contribuir a que las empresas representen a una sociedad y una cartera de clientes cada vez más diversos que exigen productos y servicios cada vez más innovadores”.

El movimiento asociativo de emigrantes retornados, además de prestar servicios de orientación laboral, ofrece cursos de formación profesional, búsqueda de empleo y tramitación de expedientes de homologación de títulos de formación. Emilio Ruiz.

No es un día cualquiera

Esta noche, a eso de las diez, los andaluces despejaremos una de las grandes dudas que tenemos ahora mismo: quién gobernará Andalucía durante los próximos cuatro años. Casi todos los sondeos que se han conocido durante la campaña dan dos opciones posibles: a) un gobierno del PP, solo o acompañado, y b) un gobierno el PSOE, acompañado o acompañado. Cualquiera de las dos decisiones que tomemos supone un importante cambio dentro del panorama electoral andaluz, hasta hoy abanderado desde siempre por el Partido Socialista, unas veces gobernando la Junta de Andalucía con mayoría absoluta y otras gobernando con el concurso, activo o pasivo, de otros partidos.

Si es la primera opción la que elegimos finalmente, menudo cambio. Después de más de tres décadas de sequía electoral la derecha andaluza vería cumplido el sueño de verse redimida en una tierra que siempre le fue hostil. Y si es la segunda opción la que elegimos, también menudo cambio. Resulta difícil  aventurar cómo puede digerir el PSOE tener que verse obligado a buscar apoyo en una formación política, Izquierda Unida, con la que nunca ha terminado de hacer muchas migas. Todo el mundo recuerda la última vez que IU tuvo que echarle una mano al PSOE en Andalucía. Se la echó, pero al cuello. Fue la época de la pinza.

Muchos andaluces hemos visto con agrado cómo, en esta campaña, ha desaparecido el  alegato al voto del miedo. Ya era hora. El voto cautivo fue un invento de quienes no eran capaces de ofrecernos un mensaje alternativo de ilusión. No nos conocían bien quienes mantenían que nuestra libertad para votar no era plena. Siempre lo ha sido. Fuimos tan libres en otras elecciones como libres somos en éstas. Emilio Ruiz

sábado, 24 de marzo de 2012

Diferentes sobres de votación crean dudas sobre la validez del voto


El sobre de arriba es el proporcionado
por PSOE e IU; el de abajo, por PP

La ley es clara sobre las características de los sobres de votación: “Los sobres se ajustarán a las características y dimensiones establecidas en el Anexo 4 de este decreto…”, dice el punto 2 del artículo 4 del Decreto 344/2011, de 22 de noviembre, por el que se regulan las condiciones de los locales y elementos materiales a utilizar en las elecciones al Parlamento de Andalucía. Y el dicho anexo explicita que el sobre debe sujetarse a las siguientes especificaciones: “UNE C-6 114 x 162 mm. Color: Verde Pantone 352 de 70 g/m², con fondo interior Tinta una. Engomado en la punta de cierre o a lo largo de toda la solapa”, apareciendo en el mismo la siguiente inscripción: “ELECCIONES AL PARLAMENTO DE ANDALUCIA”.

¿Se ajustan todos los sobres proporcionados por los partidos políticos a las exigencias del decreto? Rotundamente, no. Sin entrar en el detalle de la intensidad del color del sobre, sobre el que se puede extraer la conclusión de que el color Verde Pantone 352 tiene diversos matices, lo cual no es cierto, hay un pequeño detalle que es el que más preocupa a los electores: los sobres proporcionados por el Partido Socialista e Izquierda Unida añaden una nueva línea el texto legal: la del año de celebración de las elecciones, 2012. Los proporcionados por el PP se ajustan, en este aspecto, al modelo oficial.

¿Pueden ser considerados nulos los votos introducidos en sobres que no se ajustan a las características del Decreto 344/2011? Pueden serlo. O al menos proporcionan motivos más que suficientes para que las diferentes mesas electorales entren en el debate adoptando decisiones que resultan hoy imprevisibles. La legislación electoral es contundente al respecto: “Es nulo el voto emitido en sobre diferente del modelo oficial o alterado”. Se ajusta al modelo oficial, por lo que respecta al texto, el sobre proporcionado por el PP. Los sobres proporcionados por PSOE e IU añaden una nueva línea, la del año de las elecciones, de dudosa legalidad.

Modelo de sobre oficial

Cuestión distinta a esta polémica es la que puede surgir sobre el derecho al secreto del voto. La diferencia de sobres puede considerarse vulneración del secreto de sufragio. Se puede interpretar que el elector que deposita su voto dentro del sobre proporcionado por el PSOE o por IU, fácilmente distinguible por llevar la leyenda “2012”, lo hace a unas de estas dos formaciones políticas, del mismo modo que se puede decir que lo hace al PP quien lleve su papeleta dentro de uno de los sobres proporcionados por el PP, también fácilmente distinguible por ajustarse en el texto a las exigencias oficiales. Ni UPyD ni PA han proporcionado sobres de votación.

Es preciso que a lo largo del día la Junta Electoral Provincial se pronuncie sobre esta insólita situación. De no hacerlo, preparémonos para vivir una larga noche de impugnaciones, deliberaciones y consultas por partes de los componentes de las mesas electorales y de los apoderados de los partidos políticos.

domingo, 18 de marzo de 2012

Medel se lleva el gato al agua

Que Braulio Medel, presidente de Unicaja, es un buen gestor, eso nadie lo duda. Precisamente por eso es por lo que, en tiempos de convulsión bancaria, él puede sacar pecho. Le acusan, en el sector, de querer ser tan hábil negociador que a veces se pasa de la raya y que son tantas las exigencias que pone en sus negociaciones que resulta casi imponible cerrar una operación con él. No cerró la fusión con Caja Castilla-La Mancha y tampoco cerró la de Cajasur, le dicen, por no hablar de la de Cajasol, que se cortó en los inicios. Y ésta de Caja España-Duero, a punto ha estado de irse al traste. Lo que no dicen sus críticos es que esa actitud de fortaleza no es fruto de un capricho, sino de la voluntad de no contaminar, bajo ningún pretexto, a una entidad, Unicaja, que ha sido capaz de resistir a la crisis del sector financiero desde una posición privilegiada. De los tres procesos de fusión frustrados, de poco hay que culpar a Medel. El más sonoro, el de Cajasur, la culpa iba vestida con sotana. Pero bendita culpa, se puede decir ahora, pues la absorción de Cajasur es el peor negocio que han hecho los vascos en mucho tiempo. No se llevaron una perita en dulce, se llevaron un caramelo envenenado que va a lastrar las cuentas de Kutxabank durante un montón de años.

El resultado final del proceso de fusión –digamos más bien de absorción- con Caja España-Duero ha sido otro éxito de Braulio Medel. La operación ha sido compleja. Se va a hacer un traspaso de todo el negocio y los depósitos de clientes de Banco Ceiss (el banco creado por las cajas castellano leonesas) a Unicaja Banco. El precio de esta “venta” es el 30% de la sociedad absorbente. La principal preocupación de Braulio Medel de no empañar la solvencia de Unicaja se ha conseguido gracias a las ayudas acordadas con el Banco de España. El plan prevé el mantenimiento de los 525 millones de euros en participaciones preferentes que Banco Ceiss recibió del Frob, a los que se añadirán otros 475 millones en obligaciones convertibles ('cocos'). La garantía de estos 1.000 millones de euros corresponde exclusivamente a Banco Ceiss. La devolución de esas ayudas al Estado se realizará en base a los beneficios que Caja España-Duero vaya recibiendo por su participación en Unicaja Banco. Si no se pudieran devolver los préstamos, el Frob en última instancia de quedaría con la participación de los castellano-leoneses. 

Unicaja Banco, por su parte, tendrá abierta una línea de disponibilidad de obligaciones convertibles desde 375 millones de euros y hasta un límite de 1.025 millones. El plan económico-financiero se ha diseñado para no rebasar aquel mínimo, pero, dado que la coyuntura económica puede variar el cumplimiento de las previsiones de negocio, se ha previsto un «amplio colchón» que garantiza que el ratio de capital principal siempre sea superior al 10%. Para Unicaja, el requisito de la solvencia ha sido siempre fundamental porque quiere seguir con las manos libres para poder participar en nuevas operaciones de concentración, dado que el nuevo mapa financiero español aún no está cerrado. La fecha tope dada por el Banco de España para que las fusiones se acojan a facilidades contables es el 31 de mayo.

Unicaja puede alardear ya de no ser una caja pequeña. Lejos queda en el horizonte aquella modesta caja que nació en Ronda con 10.000 pesetas de capital, allá por 1.909, y que después de un siglo y dos fusiones -la de las cinco cajas que fundaron Unicaja en 1991, entre ellas Cajalmería, y la absorción de la Caja de Jaén hace dos años- se ha situado en la séptima posición del ranking financiero español. La nueva Unicaja tendrá presencia en todas las regiones españolas, salvo Canarias. El número de oficinas asciende a 1.700, de las que 863 proceden de la andaluza, localizadas éstas en su mayoría en Andalucía, Ciudad Real, con 76 oficinas, y Madrid, con 20.  Caja España-Duero aporta una red comercial distribuida por todo el territorio nacional. En muchas provincias tan solo tiene una presencia anecdótica, con una sola oficina, pero hay regiones como Extremadura, Madrid o Galicia donde su cuota de mercado es considerable. Tiene también 11 sucursales operativas en Portugal. El solapamiento de oficinas se limita a una veintena de Caja España-Duero en el feudo de Unicaja y a sólo una de ésta en Castilla y León. Emilio Ruiz.

sábado, 17 de marzo de 2012

Daños colaterales

El proceso de concentración bancaria, que el jueves por la noche escribió un nuevo capítulo con la absorción, por fin, de Caja España-Duero por la andaluza Unicaja, está produciendo un acelerado cierre de oficinas, un hecho que, en sí, no sería tan grave si no fuera porque, por cada oficina que se cierra, uno o varios empleados van a engrosar las listas del paro. En España, el número de sucursales bancarias roza las 40.000, y el de empleados, los 260.000. Se cree que, de aquí a 2015, se cerrarán el 35% de oficinas, mientras el número de empleados bajará al menos en 30.000.

En el terreno que nos afecta de forma más cercana, la unión de España-Duero con Unicaja no va a ocasionar un cierre cuantioso de oficinas. Por una razón: porque en su propio proceso de fusión, las dos cajas castellano-leonesas ya cerraron 250. Sí sigue habiendo excedente de personal, en torno a 2.000, de los que solamente 300 saldrán de Unicaja. Los empleados de Unicaja mayores de 55 años han recibido una llamada telefónica proponiéndoles un acuerdo de jubilación anticipada. La entidad quiere negociar con los empleados afectados de forma individual, algo que incomoda a los sindicatos, que desean un tratamiento global.

Por lo que respecta a la fusión de Cajamar con Ruralcaja, también el proceso va a ocasionar cierta reestructuración de plantillas, principalmente en oficinas de Murcia, Almería y Málaga. El plan elaborado por Cajas Rurales Unidas, la entidad nacida de la alianza entre ambas, contempla la prejubilación de 400 trabajadores mayores de 55 años, además de un interesante plan de movilidad geográfica que espera contar con la aprobación de los empleados afectados, a quienes se les ofrece hasta 8.000 euros por desplazarse a otra oficina que esté a más de 200 kilómetros. Mejor eso que el paro. Emilio Ruiz.

jueves, 15 de marzo de 2012

In memoriam: Pepe Rubio

Emilio Ruiz

“El primer recuerdo de mi vida fue la belleza de mi pueblo, Lubrín, con su aspecto lorquiano. Recuerdo mis correrías a los cuatro años por los bancales de mis abuelos en un cortijo llamado “El Rincón del Marqués”.

Quien así se confesaba a Julián Cortés-Cavanillas, prestigioso periodista de ABC, en 1975, era Pepe Rubio, uno de los galanes más cotizados de la escena española. Ayer falleció en Madrid a los 81 años de edad. Hijo del matrimonio de lubrinenses formado por Juan Antonio Rubio Pérez y Paula Urrea Muñoz, José Rubio Ureña, que ése era su nombre de pila, fue uno más de los miles de almerienses que se vieron arrancados de las raíces de su tierra para huir del hambre y la miseria. Su padre era un minero sin mina en la que trabajar. En 1939 la familia se plantó en Barcelona, no sin antes el niño Pepe dejarse atrás una travesura vivida en las calles de Lubrín que nunca olvidaría: “Fui un niño tan travieso que, poco antes de irnos a Barcelona, otros niños me abrieron la cabeza en una pelea”.

La vena artística de Pepe Rubio floreció pronto. Al poco de llegar a Cataluña formó parte del  cuadro escénico de Hospitalet “Los Pastorcillos”. Seguidamente ingresó en el Instituto de Arte Dramático de Barcelona. Empezó a buscarse la vida como trabajador en una fábrica textil y posteriormente en otra de productos químicos, en donde se mantuvo hasta que se fue al servicio militar, a los 18 años. A la vuelta de cumplir con sus obligaciones para con la patria, inició una carrera como actor que resultaría meteórica.

El «sinvergüenza por excelencia de la escena española», que dice Ana María Vidal, una de sus mejores amigas, debutó como actor en 1953 interpretando uno de los papeles de El divino impaciente, de José María Pemán. Fue entonces cuando conoció a Paco Rabal, quien sería su padrino artístico. Rabal le presentó a José Tamayo, que le dio un papel en la obra Edipo, en la Compañía Lope de Vega. Ese mismo año comenzó su carrera como actor profesional con la obra Seis personajes en busca de autor. En 1958 dio el salto al Teatro Español de Madrid.

Entre las piezas más sobresalientes que Pepe Rubio representó figuran, además de Seis personajes en busca de autor, El diario de Ana Frank, La muerte de un viajante, La caída de Orfeo, Los intereses creados, Don Juan Tenorio y El alcalde de Zalamea. Pero su mayor éxito fue, sin duda, la pieza Enseñar a un sinvergüenza, de Alfonso Paso, con más de 12.000 representaciones en 15 años desde 1969, lo que le convertiría en uno de los galanes solteros más preciados de la escena española.

Aunque la carrera de Pepe Rubio fue fundamentalmente en el teatro también hizo cine, con títulos como La casa de Troya, (1959), Siempre es domingo (1961), El señor de La Salle, Escala en Hi-Fi (1963), Los guardiamarinas (1966), Enseñar a un sinvergüenza (1969), La casa de los Martínez (1971) o Blanca por fuera, rosa por dentro (1972).

sábado, 10 de marzo de 2012

In memoriam: Ángela Conchillo

“Aunque hace ya muchos años que vivo fuera, Albox no ha dejado de estar presente en mí, porque la personalidad se forja en el paisaje natal, en esta Loma, escenario de mis recuerdos, de atardeceres y juegos. Cuando pienso en La Loma brotan, inmediatamente, las imágenes de la infancia y la adolescencia, no como un flujo continuo, sino como un conjunto de fotogramas dispersos, articulando mi memoria de una época, el final de los años cincuenta y la década de los sesenta”.

Corría el año 2002. Ángela Conchillo Jiménez (Albox, 1949), nacida en La Loma –“un barrio bullanguero”, decía, “con marcha, que se dice ahora, habitado por familias donde todo lo que falta de dinero sobraba de alegría”-, acababa de ver cumplido uno de sus sueños: ser pregonera de las fiestas de su pueblo. Fue la última vez que se dirigió a sus paisanos de una manera abierta. Nunca más lo podrá hacer, porque ya no está con nosotros. Ha fallecido en Madrid, su pueblo de acogida.

Ángela Conchillo -segunda por la derecha-
fue una defensora del reconocimiento de
la licenciatura de medicina como
profesión sanitaria
Ángela Conchillo estudió las primeras letras con doña Maruja, la maestra de la escuela unitaria de niñas de La Loma, para quien pidió que Albox le dedicara una calle. “Una rara maestra”, decía, que pensaba en la escuela en un espacio en el que el niño, además de aprender, debía ser feliz”. Estudió bachillerato en el instituto Ibáñez Martín, de Lorca, precisamente donde el autor de estas líneas cursó los dos primeros cursos. Después se vino a Almería, a la capital, en cuya escuela Normal estudió Magisterio. Aquí tuve la dicha de coincidir con ella. Era una de esas personas que no pasaban inadvertidas. Por su jovialidad, su alegría, su cercanía. Concentraba en sí todas las cualidades típicas que siempre le hemos atribuido a los albojenses: era abierta, servicial, entrañable. Después se fue a Granada y a Madrid para hacer Filosofía y Letras. Se licenció en Psicología, en cuya disciplina se doctoró. Era profesora titular de la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense, a cuya institución llegó en 1974, con 25 años, y a la que ha dedicado su vida como docente e investigadora. Aquí ha sido directora académica del Vicerrectorado de Investigación, vicedecana, decana, vicepresidenta de la Conferencia de Decanos de las Facultades de Psicología y presidenta de esa misma Conferencia. Fue una luchadora incansable por el reconocimiento legal de la licenciatura de Psicología como profesión sanitaria.

Su investigación se ha orientado, como nos recuerda su compañero Carlos Gallego desde las páginas de “El País”, en torno a modelos formales en el desarrollo intelectual, evaluación de programas y psicología del tráfico. Su actuación personal y profesional giró en torno a dos focos: la defensa de la educación pública y la convicción de que debía aumentarse la visibilidad de las mujeres en las tareas de gestión y dirección en la universidad. “Soy el fiel reflejo de tantas y tantas mujeres de mi época, pero no renuncio a nada de lo hecho: volvería a trabajar fuera del hogar y no renunciaría a la maternidad”. Son palabras de ella que nos recuerda Gallego de quien ha sido su compañera y de quien hemos tenido la suerte de tenerla por compañera.

Ángela Conchillo era viuda de José María Arredondo Rodríguez, decano de la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense desde los años 1986 a 1998, un eminente investigador en Psicología Matemática y luchador por la inclusión de políticas de igualdad en la universidad. Tienen dos hijas, Belén y Ángela. Emilio Ruiz.

Almería puede dar, o no, la Junta al PP

Almería se prepara para vivir la campaña electoral más disputada de los últimos años. Nada que ver con la campaña de las pasadas elecciones generales. Por una razón muy sencilla: en aquéllas todo el pescado estaba vendido. Por mucha que fuera la intensidad electoral, el resultado final era invariable: cuatro diputados para el PP y dos para el PSOE y tres senadores para el PP y uno para el PSOE. Era comprensible que los líderes de ambos partidos pasaran de largo por nuestra provincia y era comprensible que en muchos municipios apenas se notara que había unas elecciones. Sólo una hecatombe electoral, no pronosticada por ninguno de los sondeos, podría alterar el resultado esperado y finalmente dado.

En estas elecciones es distinto. La distribución de escaños anda totalmente abierta. Se pueden dar diversas situaciones. Veamos. Situación a: 7 PP, 4 PSOE, 1 IU, como dice el CIS; situación b: 7 PP, 5 PSOE, como pronostica el sondeo de Metroscopia; situación c: 8 PP, 4 PSOE, según los sondeos de La Razón y El Mundo. Hay, además, otras posibilidades, que pasan por dar entrada en el Parlamento de Andalucía a un diputado de UPyD, pero, por ahora, no parecen.

Según el sondeo del CIS, el más fiable, el PP anda en estos momentos a un escaño de la mayoría absoluta en Andalucía. Ese escaño, que aquí es el que hace la docena, puede ser para el PP, pero también puede ser para el PSOE o para IU. Sería el escaño que da, o no, el pasaporte a Javier Arenas para que ocupe la presidencia de la Junta de Andalucía. En esta tesitura, es normal que se acerquen por Almería los grandes espadas de la política nacional. A nosotros nos agrada verlos, por qué no, pero también nos agradaría verlos en circunstancias menos interesadas. Emilio Ruiz.

sábado, 3 de marzo de 2012

Sobre la reforma laboral

El 11 de febrero el BOE publicaba el texto de la reforma laboral. Hasta ese día todo el mundo tenía asumido, y Rajoy nos lo recordaba a cada momento, que cualquier nueva regulación del mercado de trabajo tenía que partir, irremediablemente, de tres premisas: a) Es necesario terminar con la precariedad en el empleo, b) Hay que simplificar la maraña de modalidades de contratación, y c) Es preciso desjudicializar  las relaciones y conflictos laborales.

El decreto 3/2012 es atrevido, y valiente en algunos aspectos. Pero, de los tres problemas indicados, ninguno resuelve. Respecto al 1º, el contrato de trabajo temporal sigue siendo el más favorable para el empresario, por lo que nada extraña que el 98% de los nuevos contratos se sigan haciendo temporales. Respecto al 2º, se elimina, es cierto, el contrato de Fomento de Empleo, pero se crea el de Emprendedores; es decir, que la cosa sigue igual. Y respecto al 3º, el nuevo texto, lejos de desjudicializar las relaciones laborales, las judicializa aún más, pues, al suprimir el “despido express” (se quita al empresario la facultad de reconocer la improcedencia de un despido abonando la indemnización máxima prevista), lo normal es que cualquier ruptura laboral termine en los juzgados.

Dentro de unos días el Gobierno va a mandar el decreto al Parlamento para tramitarlo como proyecto de ley. Hay que aprovechar el trámite para limar las muchas asperezas que tiene. Y, por cierto, ¿alguien me puede decir en qué artículo de la reforma se dice que el despido, ahora, es libre y sin indemnización alguna para el trabajador? Si tenemos que subirnos al carro de las protestas, nos subimos, y tan panchos nos quedamos; pero la ley dice lo que dice, no lo que no dice. Emilio Ruiz.