_______________________________________________________________________________________________

domingo, 8 de enero de 2012

Viviendas ilegales en el Almanzora: el fin del problema

Desde hace varios años la Junta de Andalucía tiene en sus manos una patata caliente con la que no sabe qué hacer: las 12.697 viviendas ilegales que se encuentran esparcidas por una decena de municipios del Valle del Almanzora. Todo el mundo creía que, tras las elecciones autonómicas de 2008, iba a dejar resuelto el problema en cuestión de meses. No ha sido así. A lo único que se ha podido llegar es a hacer recuento de las mismas, y así se ha llegado a la conclusión de que 11.777 inmuebles son susceptibles de ser regularizados -“reconocidos como una realidad”, en la terminología del Gobierno andaluz- mientras 534 deben ser demolidos y “restituida la realidad física alterada” porque están levantados sobre suelo que goza de especial protección o en zonas inundables.

Casi con toda seguridad, el martes, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía va a aprobar el Decreto que permitirá la normalización del primer grupo de esas viviendas. El Decreto en cuestión ha sido dictaminado favorablemente por la Comisión Permanente del Consejo Consultivo de Andalucía en su sesión del 21 de diciembre. Una vez publicado en el BOJA, los ayuntamientos podrán otorgar las licencias de primera ocupación incluyéndolas como “fuera de ordenación” o “asimiladas a fuera de ordenación”.

Se va a poner, de esta forma, punto y final a una pesadilla que embarga por igual a ayuntamientos, promotores y compradores. Unos podrán incorporar las viviendas a sus censos y girar las oportunas tasas municipales, otros podrán recuperar al menos parte de la inversión realizada en su construcción y los últimos podrán, por fin, disfrutar de una vivienda que en ocasiones ha sido comprada con mucho sacrificio y buena fe. Emilio Ruiz