_______________________________________________________________________________________________

domingo, 11 de diciembre de 2011

Liberbank se deja querer por Unicaja

Emilio Ruiz
www.emilioruiz.es

El baile de fusiones bancarias nos trae cada día nuevos noviazgos o, cuando menos, nuevos pretendientes. Cuando aún no ha culminado el proceso de fusión  entre Unicaja y Caja España-Duero, ahora quien ronda a la andaluza es la asturiana, o más bien el asturiano, Liberbank, el banco liderado por Cajastur. Si la operación se confirmara, de la fusión saldría un banco con más de 130.000 millones de euros en activos que ocuparía la séptima posición en el ranking financiero español. El Banco de España considera óptimo para desenvolverse en los mercados europeos disponer de unos activos de 150.000 millones de euros.

Parece que no existo todavía una negociación formal, aunque sí "conversaciones exploratorias". Liberbank, el banco resultante de la alianza entre Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura, ha manifestado públicamente su disposición a participar en nuevas fusiones para ganar tamaño. Lo indicó el pasado 11 de noviembre, en una comparencia pública, el presidente de Liberbank y primer ejecutivo de Cajastur, Manuel Menéndez.

En los contactos exploratorios no han tardado en surgir algunas tensiones entre Unicaja y sus nuevos socios de Castilla y León. A Caja España la operación no le gusta nada, pues debilitaría sus posiciones dentro del nuevo grupo. Recordemos que Caja España y Caja Duero van a controlar sólo el 30% del banco liderado por Unicaja. En Liberbank, Cajastur domina la sociedad con un 60% del capital. Unicaja y Cajastur tendrían, por tanto, las posiciones más relevantes en caso de fusión.

Pero este asunto de noviazgos entre entidades no queda aquí. Según el diairo Expansión, Unicaja y Liberbank pueden extender su acuerdo al grupo Caja 3, resultante de la fusión de Caja Inmaculada, Caja Círculo de Burgos y Caja Badajoz.