_______________________________________________________________________________________________

sábado, 3 de diciembre de 2011

Almería no cuenta

Emilio Ruiz
www.emilioruiz.es


Quienes viajan con frecuencia en avión habrán podido comprobar que los aeropuertos son lugares propicios para la cháchara. El de Almería, quizás algo menos, porque la escasez de tráfico permite llegar con el tiempo más ajustado. El jueves, en un viaje a Sevilla, un pasajero "amigo" me dio el día. Me cogió en nuestro aeropuerto -¡guapo ha quedado, eh!- y no me soltó hasta San Pablo. Menuda paliza. Toda su manía, sobre la marginación de Almería. Se aprendió, de carrerilla, mil y un ejemplos, algunos de ellos estrambóticos. “¡Almería no cuenta, no contamos nada!”, era el estribillo que repetía machaconamente.

Fue curiosa su exposición de casos concretos. “¿Me puedes decir –me preguntaba- cuántos almerienses hay implicados en el asunto de los eres?”. “Que yo sepa, ninguno”. “¿Y eso?”. “¿Eso qué?, eso está bien, ¿no?”. “No, amigo mío, no; no hay nadie de Almería, sencillamente porque Almería no cuenta, ni para lo bueno, ni para lo malo; esta vez era para lo malo, pero si hubiera sido para lo bueno, tampoco habría contado. Nos ignoran. ¿No lo entiendes?”. “Pues no”.
Aeropuerto de Almería

“Voy a ponerte otro ejemplo, que ése seguro que conoces mejor”. “¿Yo?”. “Sí, hombre, lo habrás leído en el periódico: Competencia ha multado a varias empresas constructoras por acordar sus ofertas a obras del Ministerio de Fomento. ¿Me puedes decir cuántas empresas de Almería hay?”. “Ninguna, por suerte”. “¡Y dale con la suerte! ¿Y no te has preguntado por qué no hay ninguna empresa de Almería?”. “Quizás porque es gente legal”. “No seas ingenuo. No hay ninguna empresa de Almería porque las empresas de Almería no cuentan, ni para lo bueno, ni para lo malo, ni para lo regular. Simplemente, nos ignoran”.

Menos mal que llegamos a San Pablo. Vaya viaje. A nadie se lo deseo.