_______________________________________________________________________________________________

jueves, 10 de noviembre de 2011

Réplica al Sr. Emilio Ruiz

Jorge Lirola
Profesor de la UAL


El pasado domingo 6 de noviembre, el Sr. Emilio Ruiz publicó un artículo bajo el título de "¿De qué vas, profesor Lirola?" en La Voz de Almería. En él, tras documentarse superficialmente, se propuso "enjuiciar" mi caso (el Rector Pedro Molina me ha suspendido de funciones durante 4 años y 3 meses como Profesor de la UAL) y sentencia, con suma ligereza, entiendo yo, que: "En su ofuscación incluso ha arremetido contra una compañera que fue su profesora. La denigra, maltrata y humilla. Sin piedad alguna". En mi legítimo derecho de réplica, al entender que su grave acusación es falsa y me causa un perjuicio, le ruego al Director del periódico que se la ha publicado que corresponda con la publicación de esta réplica y al autor del artículo, el Sr. Emilio Ruiz, que se retracte de dicha acusación y repare el daño que ha tratado de causarme, lo antes posible.

Y contesto a su pregunta, con la que pretende "pararme los pies", dice. Llevo 21 años en este campus universitario tratando de enseñar e investigar con dignidad, exigiendo a las autoridades que, cuando se les presente una reclamción, sea de un alumno, un administrativo o un profesor, incluido yo mismo, la resulevan constructivamente, siguiendo la legalidad establecida, pero me he encontrado múltiples veces con la prepotencia de la correspondiente autoridad, que trata de tapar las irregularidades y represaliar al denunciante, y lucho para que ese abuso de poder no triunfe. En los años noventa el equipo en el que se encontraba Pedro Molina trató de reprimirme con una sanción por falta leve, que era un supuesto trato irrespetuoso con un superior, sanción que anuló el juzgado, decretando que había habido abuso de poder. Ahora, en esta nueva década, el Sr. Pedro Molina, quien, más de 20 años después, sigue controlando los resortes del poder en la UAL, entiendo yo que comete una serie de delitos penales en el ejercicio de su cargo. Por ello lo denuncio públicamente para que el tema no quede impune y él, en lugar de exigir que un juez independiente enjuicie el caso, decide actuar como juez, siendo la parte denunciada, y me condena a 4 años y 3 meses. A usted debe parecerle bien esta forma de actuar, que no critica, y se permite imputarme unos hechos que yo no he cometido. ¿Por qué y para quién se atreve usted a hacer esta grave acusación?, le pregunto yo.

Jorge Lirola Delgado, Profesor Titular suspendido por Pedro Molina, rector al que he denunciado por prevaricación, fraude, tráfico de influencias, coacciones, difamación y acoso laboral.