_______________________________________________________________________________________________

sábado, 1 de octubre de 2011

El Paseo de Almería, de Turre

Emilio Ruiz
www.emilioruiz.es

El llamado Paseo de la Avenida de Almería, de Turre, ni es un Paseo ni es una Avenida. Es una carretera. La gran aspiración de los turreros y de todas sus corporaciones, desde hace treinta años, es precisamente ésa: convertir esa vieja carretera en un Paseo. O un bulevar, digamos, por emplear una expresión más acorde con los tiempos. Pero en la vida hay asuntos que, cuando se tuercen, cuesta trabajo enderezarlos, y éste es uno de ellos.
Paseo de la Avenida de Almería, en Turre


José Navarro, alcalde socialista, dejó al pueblo con la miel en los labios después de que en marzo de 2006 firmara un convenio de colaboración con la Junta de Andalucía por el que ésta financiaba el 60 % de las obras, que ascendían a 3,25 millones de euros. En mayo de 2007, el proyecto fue presentado a bombo y platillo en el colegio María Cacho. La obra, parece que incluso salió a licitación, pero pronto todo quedaría en el olvido por mil y un defectos de forma. Y de fondo (indisponibilidad de los terrenos, impresentable proyecto, ausencia de financiación municipal…).

Otro socialista, Francisco Ortega, retomó el asunto a principios de 2010. Se hizo un nuevo proyecto, ya por importe de seis millones de euros, y se buscó la colaboración de la Junta y de la Diputación, que la ofrecieron. Pero tampoco pudo ser. Javier Arenas, presidente del PP de Andalucía, llegó a manifestar, en la campaña para las municipales, que si el candidato de su partido, Arturo Grima, salía elegido alcalde, los turreros podían contar con su Paseo. Y los turreros eligieron a Arturo Grima.

Es pronto aún para exigir al PP el cumplimiento de su compromiso. Pero no debe dormirse en los laureles. Turre ha organizado toda su vida social y comercial, y hasta urbanística, en torno a esta vieja carretera. Y el aspecto que ahora presenta es bastante triste.