_______________________________________________________________________________________________

miércoles, 10 de agosto de 2011

La crisis económica también llega a las camisetas de fútbol



Emilio Ruiz


La crisis económica que asola a nuestro país, de la que no hay sector que se libre, tampoco pasa desapercibida para el mundo del fútbol. Excepto Real Madrid y Barcelona, que se rigen por otros parámetros, la mayoría de equipos de Primera División están teniendo dificultades para cuadrar sus presupuestos para la próxima temporada. Una de las tradicionales fuentes de ingresos, el patrocinio de las camisetas, se está viniendo abajo por falta de firmas que quieran contratar este tipo de soporte publicitario. Excepto que haya algunos acuerdos de muy última hora, la mayoría de clubes no lucirán en sus camisetas publicidad alguna o la lucirán a título gratuito.

Mientras el Madrid continuará un año más con la casa de apuestas Bwin, que le reporta 23 millones de euros por temporada, el Barcelona dejará la publicidad altruista de la Unesco para lucir por primera vez en su historia publicidad lucrativa. Llevará el logo de Quatar Foundation, que le reportará 30 millones de euros por temporada. Es el mayor contrato que se ha firmado en la historia del fútbol por ceder el espacio publicitario de las camisetas. Sin contar, claro, con el que acaba de firmar el Real Madrid con la aerolínea kuwaití Emirates: 165 millones en cinco años.

Pero así como el campeón de Copa y el campeón de Liga nadan en la abundancia, al resto de equipos, encontrar patrocinador les está resultando una misión imposible. El Atlético de Madrid se ha quedado sin Kia, que aportaba 5 millones por año y un coche para cada jugador. Al día de hoy no ha encontrado sustituto, lo mismo que el Valencia, que ha terminado contrato con la casa de apuestas Unibet, que le pagaba 3,5 millones por temporada. El Athelic seguirá recibiendo 2,1 millones de Petronor, una compañía filial de Repsol que preside Josu Jon Imaz, y el Zaragoza, 2 millones de Proniño, otra filial de Telefónica. Ni Villarreal –que esta temporada deja de percibir los 3 millones que le daba el inactivo aeropuerto de Castellón- ni Sevilla, además de Rayo Vallecano, Osasuna, Espanyol y Betis, han encontrado patrocinador.

El resto de clubes de Primera sí lo tienen, pero con unas cuantías muy modestas (400.000 euros el Racing, 800.000 el Mallorca…). El Málaga, no solamente no va a recibir dinero de patrocinador alguno, sino que, emulando al Barcelona de temporadas pasadas, lucirá en sus camisetas el anagrama de la Unesco, a quien, además, subvencionará con 1,5 millones. Cuentan en Málaga que el jeque gana varios cientos de millones de euros cada día. El otro equipo andaluz, el Granada, seguirá luciendo el logo de Cajagranada, con quien ha firmado un acuerdo que establece que el club de Los Cármenes recibirá el 10% de las comisiones netas que la entidad perciba por la comercialización de la tarjeta Mastescard. Poca cosa, pues, pero en la capital de la Alhambra se comenta que por medio hay también una parte en metálico que no interesa publicitar por eso del agravio comparativo con otros clubes de ciudades donde opera la caja integrada en Mare Nostrum.

¿Y la U. D. Almería, qué tal anda al respecto? Hay que partir de la base de que es muy distinto hablar de un equipo de Primera División que hacerlo de un equipo de Segunda. Son historias distintas. La última publicidad lucrativa que el Almería llevó en sus camisetas fue la de la inmobiliaria Obrascampo. Después, se ha insertado el anagrama de Urcisol, que es una empresa del presidente. Como los demás equipos andaluces de la liga BBVA, ha lucido el anagrama turístico de Andalucía, patrocinado por Turismo Andaluz, que le ha proporcionado unos ingresos por temporada de 300.000 euros. Este año, esta subvención desaparece el bajar de categoría, y, que se sepa, tampoco se ha encontrado patrocinador oficial alguno. Alfonso García tendrá que echar muchas cuentas para poder finalizar la temporada. Por lo pronto, de su caja de caudales entra más que sale. Piatti le ha reportado 8 millones (de los que dos ha tenido que dárselos al Estudiantes de la Plata), Kalo Uche le ha proporcionado otros 2, Alves 3 y Juanma Ortiz 0,5. Y todavía puede recibir 2,2 millones de Ulloa por parte del Betis. Por Nieto, Pellerano y M´bami no ha recibido nada, pero se ha quitado de encima unos cuantiosos emolumentos mensuales. El problema del Almería este año parfece que tampoco va a ser el económico.