_______________________________________________________________________________________________

martes, 30 de agosto de 2011

UAL, fútbol y toros

Emilio Ruiz
www.emilioruiz.es

Estamos los almerienses de enhorabuena. Damos saltos de alegría. Nuestro ego rebosa felicidad por los cuatro costados. La Universidad de Almería, nuestra universidad, nuestra UAL, y más específicamente su Aula Taurina, ha sido galardonada con el premio “Manolo Chopera”, del Hotel Ercilla de Bilbao, destinado a premiar a las instituciones que más han hecho por fomentar la fiesta taurina. El premio merece una página entera en un diario local. Cómo es posible tanta felicidad. El Aula Taurina de la UAL, nos recuerda ese medio a propósito, sirve, en palabras del rector Molina, para “demostrar que la fiesta de los toros es algo más que lo que se puede ver en una plaza, para que esta tradición siga viva, para fomentar el conocimiento y las inquietudes taurinas y hacerlas llegar a las nuevas generaciones”. “La fiesta”, dice, convencido, el rector, “no se puede descontextualizar de la historia de nuestro país”. ¡Olé, olé y olé!
Créditos y ¡olé!

Hace unos cuantos meses, también nos enteramos por los medios de comunicación provinciales de que la UAL tenía una selección de fútbol universitario que iba compitiendo por medio mundo, y dicen que hasta con buenos resultados. Creo, incluso, que llegué leer –no sé si es cierto o ya es obsesión mía- que el próximo campeonato mundial de fútbol universitario podría celebrarse, o se iba a celebrar o se había celebrado, no sé, en Almería.

No voy a entrar ahora en discernir si a nuestros universitarios, con tantos momentos de ocio como se les proporcionan, les queda tiempo para estudiar y salir bien preparados de sus carreras, que no dudo de que también eso entrará en los planes de la UAL. De lo que deseo hablar es del aspecto económico de todas estas zarandajas. Me consta de muy buena fuente que la precariedad económica que sufren todas las instituciones del país también ha hecho acto de presencia en las finanzas universitarias. No creo que la Universidad de Almería sea una excepción. Si no lo es, que estoy seguro de que no lo es, ¿no creen Pedro Molina y su equipo que es hora de poner coto a tanto dispendio, que solo sirve para satisfacer ambiciones, pasiones y aficiones personales?

domingo, 28 de agosto de 2011

La guerra ha terminado

Emilio Ruiz
www.emilioruiz.es

Me va a permitir el lector que hoy, con media provincia lanzando cohetes por sus fiestas patronales y la otra media agobiada por la calor, hoy, digo, hable de fútbol. Y, más concretamente, de la guerra televisiva del fútbol. Porque, ¡albricias!, según anuncian Prisa y Mediapro, la guerra ha terminado. De hecho, ya ayer pudimos ver los primeros partidos. Tras el armisticio, el asunto está claro: ha habido un vencedor, Cebrián, o sea, Prisa, y un vencido, Roures, o sea, Mediapro.

Estoy seguro de que, de entre los miles de analistas que tiene este país, no tardará en salir alguno que cuente en un libro los entresijos de esta encarnizada guerra. Porque ha sido intrigante. En ella han intervenido todos los personajes típicos de una novela negra: el gobierno de la nación, la oposición, los testaferros, un gobierno periférico, los tontos útiles, los cómplices, el vecino encantado, la amada despechada… Perdone el lector que hoy no identifique a todos y cada uno de estos personajes porque, y esto es un secreto que hago público, no descarto la idea de ser el autor de ese libro. Se admiten ofertas editoriales.

Para abrir boca, y hasta completar los 1.500 caracteres que me concede el director de este periódico, sí puedo decir que la semilla de la que floreció el conflicto fue proporcionada por Moncloa, no sin antes librar una dura batalla interna en la que participaron, por un lado, los prisistas (Rubalcaba, Chaves, Sevilla, y Felipe, aunque éste desde fuera de palacio), y por otro, los mediapristas (Zapatero, Chacón y cía, Sebastián, de la Vega). Por fuera, encismaba Pedro J., enemigo íntimo de Juanlu. Y desde la periferia se relamían de gusto los convergentes, ansiosos de ver en Cataluña la sede del nuevo imperio mediático. Y qué pena, que no me queda espacio para contar nada más.

sábado, 27 de agosto de 2011

Sobre Farmacia, Receta XXI y el artículo de Emilio Ruiz


Javier Vargas López
Farmacéutico de Alboloduy

Nota de Emilio Ruiz: El farmcacéutico de Alboloduy, Javier Vargas, publica en La Opinión de Almería un interesante artículo en respuesta al mío titulado "Principios activos y Receta XXI", que, por lo que supone de aportación al debate, reproduzco a continuación con la autorización del medio en el que se publica:

En los últimos diez años la farmacia española ha evolucionado de forma considerable. A mí me gusta denominar este proceso como  “el paso de botica a farmacia”. Como en todo proceso evolutivo, la transformación conlleva la pérdida y ganancia de algunas cosas, pero, en términos generales, el proceso debe de ser positivo, pues la mejora debe de ser el fin último de cualquier transformación.

En términos puristas el cambio se denomina Atención Farmacéutica y se trata en último término de la implicación del farmacéutico en el tratamiento farmacológico del paciente. Está basado en los tres pilares básicos que sustenta el sistema: dispensación activa, indicación farmacéutica y seguimiento del tratamiento farmacológico.

Para que todos lo entendamos, los dos primeros son lo que hasta ahora se ha hecho siempre en las farmacias de una forma activa, pero no protocolizada (perdón por el uso de un término del que tal vez abusamos). El tercer pilar de seguimiento farmacoterapéutico es el novedoso, pues supone una implicación del farmacéutico que requiere acceso al historial (exclusivamente farmacológico) del paciente.

Esto, naturalmente tiene un apoyo legal basado en la Ley 29/2006 de Garantías y Uso racional, que entre otras cosas dice en su artículo 84: ”los farmacéuticos, como responsables de la dispensación de medicamentos a los ciudadanos, velarán por el cumplimiento de las pautas establecidas por el médico responsable del paciente en la prescripción, y cooperarán con él en el seguimiento del tratamiento a través de los procedimientos de atención farmacéutica, contribuyendo a asegurar su eficacia y seguridad…”.

La implantación del sistema de Receta XXI ha venido a ayudar sustancialmente al desarrollo de esta fase de la Atención Farmacéutica, debido a la accesibilidad a la historia farmacológica del paciente, sea cual sea la farmacia dispensadora. Me duele por tanto que personas tan bien informadas e influyentes como el señor Emilio Ruiz en su artículo “Principios activos y Receta XXI” exponga : “son muchos los enfermos que abandonan el tratamiento antes de tiempo o bien no toman las medicinas con las pautas que el médico le ha indicado. En estos casos, al estar acogidos al sistema de receta XXI, la cantidad de medicamentos consumidos es inferior a los disponibles en farmacia. No son pocos, y si así lo decimos es porque tenemos pruebas fehacientes de ello, los farmacéuticos que presionan a sus clientes habituales para que retiren medicinas que no necesitan pero de las que pueden disponer por estar acogidos a la receta XXI”.

No seré yo el que defienda las prácticas inmorales de algunos farmacéuticos que, como en todas las profesiones, haberlos haylos, pero no se puede confundir a la opinión pública con este comentario, puesto que en estos casos el farmacéutico lo que hace es intentar que el paciente cumpla con el tratamiento instaurado por un médico para una determinada patología. Este es su deber ético y su obligación legal, puesto que son muchas las veces en las que el paciente, ante una mejoría de sus síntomas o por simple dejadez, abandona el tratamiento antes de que éste cumpla los objetivos por los que ha sido prescrito.

En estos tiempos en que está cobrando un triste protagonismo por los problemas de pago en Castilla-La Mancha, debemos recordar que en el entramado sanitario español la farmacia española está reconocida como uno de los mejores sistemas a nivel mundial debido sobre todo a su capilaridad social que la hace accesible a toda la población, incluidos núcleos de población aislados en los que el farmacéutico, único representante sanitario durante la mayor parte del tiempo, cumple una función impagable y poco reconocida.

El 95% de la población española tiene un profesional, licenciado o doctorado en la Universidad a cinco minutos de su casa con disposición de atenderle y no siempre con contraprestación económica. Todos sabemos a quién me refiero.

viernes, 26 de agosto de 2011

Las presiones políticas no impiden que la Rural de Canarias se una a Cajamar

Emilio Ruiz

A Paulino Rivero, presidente del Gobierno autonómico de Canarias, le ha salido el tiro por la culata y tendrá que dar su brazo a torcer. Sus numerosos esfuerzos, negociaciones y hasta presiones, para conseguir juntar en una única entidad a las dos cajas rurales canarias, Caja Rural de Canarias y Cajasiete, han resultado inservibles. Ayer mismo, el consejo rector de Caja Rural de Canarias decidió, tras un largo y tenso debate, cerrar las negociaciones oficiales que inició el pasado julio con la tinerfeña Cajasiete y proponer a la Asamblea el establecimiento de una alianza con la almeriense Cajamar. De esa asamblea, que se celebrará en las próximas semanas, es casi imposible que surjan sorpresas, debido al dominio que los consejeros ejercen sobre la misma.
Una reunión de Consejo Rector de
Caja Rural de Canarias

Según la dirección de Caja Rural de Canarias, con la unión con Cajamar queda garantizada la continuidad de la actual dirección general, que, de haberse optado por la integración con Cajasiete, desaparecería. De los trece miembros que integran el consejo seis votaron en contra de la propuesta de unión con Cajamar y siete votaron a favor, entre ellos José Luis Ramírez Puerto, su actual director general. Hay que recordar que hace unas semanas los trabajadores de la entidad votaron también en asamblea la opción de Cajamar, postura a la que se han sumado los sindicatos Comisiones Obreras y UGT. 

Los seis votos favorables a la unión de las cajas rurales canarias han procedido principalmente de consejeros sobre los que Paulino Rivero ejerce una gran influencia, por ser propietarios de negocios ligados a la comunidad autónoma. El presidente Paulino Rivero no ha regateado un solo esfuerzo para evitar una votación como la que realmente se ha producido. Los siete votos favorables a la unión con Cajamar han valorado, además del fortalecimiento del negocio del tomate, en la que la almeriense es especialista como también lo es la canaria, que no se produce solapamiento de oficinas y que la actual Caja Rural de Canarias será la gestora de la marca Cajamar y del Grupo Cooperativo Cajamar en todo el archipiélago canario. Caja Rural de Canarias tiene 22.000 socios y una plantilla de 300 profesionales. La fusión deberá ser aprobada antes de 2012.

Cajamar Caja Rural, Sociedad Cooperativa de Crédito, es la primera caja rural española una de las entidades más activas y eficientes del sector por el crecimiento significativo de sus principales magnitudes de balance y cuenta de resultados. El Grupo Cooperativo Cajamar, constituido por Cajamar Caja Rural, Caja Campo, Caja Rural de Casinos, Caixa Albalat, Caixapetrer, Caixa Turís y Caja Rural Castellón atiende y da servicio financiero a más de 2,5 millones de clientes con 1.027 oficinas y más de 5.400 empleados en 39 provincias y 14 comunidades autónomas. Entre los más de doscientos bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito que operan en España, el Grupo Cooperativo Cajamar se encuentra en el puesto 16 del ranking nacional, con unos activos que sobrepasan los 29.800 millones y un volumen de negocio gestionado total que supera los 53.000 millones de euros. Está presente en Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia, La Rioja, Madrid, Navarra y Región de Murcia, así como en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Tras la última incorporación de Caja Rural Castellón, el Grupo Cooperativo Cajamar cuenta con más de 740.000 socios.

jueves, 25 de agosto de 2011

Principios activos y receta XXI

Emilio Ruiz
www.emilioruiz.es

La gestión de la sanidad pública por la comunidad autónoma de Andalucía está llena de pequeños y grandes éxitos, y es de justicia reconocerlo. No solo en el campo de la investigación, sino también en el asistencial, en el de la gestión y en el económico. La extensión a todo el sistema nacional de salud de la receta por principios activos, modalidad de prescripción facultativa que se instauró en Andalucía hace varios años, es un acto de reconocimiento público a quien supo adoptar una medida que rebajó de manera drástica la factura sanitaria. En Andalucía, afortunadamente, desde entonces, pasó a mejor vida la típica escena del visitador médico que irrumpía en plena consulta para ofrecer al médico los productos de su laboratorio y tal vez “alguna cosita más” si el médico los prescribía con frecuencia. Las farmacias y no pocos profesionales y pacientes pusieron el grito en el cielo intentando hacer ver que los genéricos no tienen la misma eficacia que los medicamentos de marca. Eso puede ser discutible, ciertamente. Pero lo que no era discutible es que muchas veces lo que entra en juego son aspectos económicos más que científicos. Como tampoco nadie puede discutir que desde que empezó a recetarse por principios activos la mayoría de los medicamentos han reducido drásticamente su precio.

Si un gran éxito ha sido para el SAS la instauración de la receta por principios activos, no ha sido un éxito de menor importancia la implantación de la receta XXI. Los enfermos crónicos o los enfermos con prescripciones prolongadas no tienen necesidad de acudir a su médico de cabecera cada vez que necesiten reponer la medicina que toman habitualmente. Con la receta XXI, el usuario acude directamente a la farmacia, que le dispensa periódicamente la medicina del tratamiento que tiene puesto sin necesidad de tener que ir antes al médico de cabecera a por la oportuna receta. Desde que se implantó la receta XXI, en el año 2006, ha disminuido un 20 % la asistencia que se presta en los puntos de atención primaria. Los médicos pueden, por fin, emplear todo su tiempo en atender la salud de sus pacientes y no, como antes, en rellenar cientos de recetas cada día.

El sistema de la receta XXI es tan novedoso que padece ciertas desviaciones que el SAS tiene que ver cómo corregir. Al estar establecida la periodicidad con la que la farmacia puede dispensar las medicinas, de acuerdo con la dosificación que el médico ha establecido, son muchos los enfermos que abandonan el tratamiento antes de tiempo o bien no toman las medicinas con las pautas que el médico le ha indicado. En estos casos, al estar acogidos al sistema de receta XXI, la cantidad de medicamentos consumidos es inferior a los disponibles en farmacia. No son pocos, y si así lo decimos es porque tenemos pruebas fehacientes de ello, los farmacéuticos que presionan a sus clientes habituales para que retiren medicinas que no necesitan pero de las que pueden disponer por estar acogidos a la receta XXI. Como tampoco son pocos los enfermos que acumulan en su casa decenas de cajas de una medicina que nunca van a tomar.

Los usuarios acogidos a la Receta XXI deben saber que, aún en el caso de que una prescripción médica continúe dada de alta en el sistema, su retirada de la farmacia no es obligatoria. Y los farmacéuticos deben saber, y saben, que presionar a un cliente para retirar una medicina que no va a tomar es un acto de deslealtad con un sistema, el de la sanidad pública, que nos cuesta mucho dinero y que, entre todos, tenemos que hacer lo posible por preservar durante mucho tiempo.

martes, 23 de agosto de 2011

Kayros

Emilio Ruiz
www.emilioruiz.es

Este oficio de columnista, lo he dicho alguna vez, no es sencillo. La dificultad no estriba tanto en juntar las palabras adecuadas e insertarlas en una frase y contexto de manera que las haga atractivas para el lector, que también, sino en cómo transmitirle a éste honestidad, credibilidad y convicción de lo que se escribe. Un columnista tiene que pretender ser coherente consigo mismo, de tal manera que lo insertado en el papel debe ser el reflejo de su pensamiento. Eso no siempre se consigue, y yo mismo me llamaría a engaño si dijera que mis artículos son el reflejo de mis convicciones. Unas veces lo son, pero otras veces no. Ni quiero engañarme ni quiero engañar a nadie. Es así y punto, aunque sé de antemano que la falta de transparencia me  empobrece como persona.

Por esto que he expuesto, no será difícil imaginar que mi admiración siempre estará dirigida hacia los articulistas que: a) transmiten sus opiniones con agilidad gramatical, b) saben elegir los temas que interesan al lector y c) ofrecen en sus escritos la creencia de que la opinión que sale a la luz es el fruto de una convicción personal. Y, hoy por hoy, en Almería, de entre los muchos articulistas que nos asomamos a los medios de comunicación provinciales, hay uno que supera diametralmente a los demás. Ese señor se llama Antonio Fernández Gil y firma con el seudónimo de Kayros.

Me ha sorprendido la perorata que el otro día escribía Kayros sobre su persona en La Voz de Almería y en La Opinión de Almería. Por innecesaria. Lleva demasiado tiempo practicando el oficio aquí en Almería para recordarnos ahora quién y cómo es. Su pluma es un lujo con el que podemos levantarnos cada mañana. Frente a la mediocridad que le rodea, empezando obviamente por quien esto firma, sus artículos son un soplo de sinceridad, de aire fresco, de honestidad y de coherencia y de razón. Su independencia no necesita ser delatada, y por eso su pluma molesta tanto a unos como a otros. En una provincia donde la mayoría de los creadores de opinión viven en los aledaños del poder, o son en sí el propio poder –no conozco ningún otro lugar donde tantos políticos firmen tantos artículos de opinión-, una pluma independiente como la de Kayros es el mejor regalo que La Voz de Almería y La Opinión de Almería nos pueden ofrecer cada mañana.

sábado, 20 de agosto de 2011

Un pelotazo

Emilio Ruiz
www.emilioruiz.es

Con Zapatero o sin él, con Rubalcaba o con Rajoy, este país tiene un problema que tenemos que solucionar: más de cuatro millones de españoles no tienen dónde ir a trabajar. El panorama que se presenta no es apto ni para pesimistas ni para derrotistas. Es para gente con ilusión, con ideas innovadoras, con riesgo y con imaginación. Ha llegado, señoras y señores, el momento de los emprendedores.

Y así, emprendedores, nos hemos levantado esta mañana mi equipo y yo (yo y mi equipo, mejor, puesto que mi equipo soy yo). Tenemos la solución para paliar el problema que tienen las mayores fábricas de parados de este país, las facultades de Ciencias de la Información. La idea consiste en crear un gabinete de comunicación que se dedique a elaborar formularios de comunicados de prensa institucionales. Venderíamos los borradores y los asesores de prensa solamente tendrían que rellenar los espacios que se dejan en puntos. Ya tenemos el modelo piloto. Es el “1.1. De cuando el presidente de la Diputación recibe a un alcalde”. Dice así:

 “El Presidente de la Diputación, …, ha recibido en su despacho al alcalde de …, quien le ha trasladado la precaria situación económica en la que se ha encontrado el ayuntamiento tras su acceso a la alcaldía. El presidente le ha mostrado todo el apoyo, tanto personal como institucional, y le ha asegurado que en su mandato los municipios pequeños nunca se van a ver desatendidos. El alcalde ha agradecido al presidente su buena disposición y ha aprovechado para invitarle a visitar el pueblo con motivo de las fiestas patronales”.

Ahora estamos trabajando en el “2.1. De cuando el alcalde recibe al presidente de una asociación de vecinos”. Estará disponible en unos días. ¿No me digan que esto no tiene pinta de pelotazo?

viernes, 19 de agosto de 2011

Pan para hoy, hambre para mañana

Emilio Ruiz
www.emilioruiz.es

Pongámonos en situación. Hacienda clasifica a las empresas, a efectos del Impuesto de Sociedades, en dos grupos: las que facturan hasta mil millones de pesetas (lo decimos en pesetas porque fue entonces cuando la clasificación se estableció) y las que facturan más. A éstas las llama Grandes Empresas. Las primeras tributan el 25% sobre beneficios y las segundas el 30%.

Delegación de Hacienda de Almería
Centrémonos ahora en las Grandes Empresas, que son el objeto de este comentario. ¿Cómo ingresan éstas por sus beneficios? Lo hacen de forma parecida a como se hace con el IRPF: mediante pagos a cuenta. En les meses de abril, octubre y diciembre de cada año se ingresa el 21 % de los beneficios obtenidos hasta el día 1 de dicho mes. En julio es cuando se presenta la declaración anual correspondiente al año anterior, que, como en la declaración sobre la renta, puede salir a ingresar o a devolver.

¿Y qué ha aprobado hoy el Consejo de Ministros? Pues subirle el porcentaje de los dos pagos a cuenta que restan de 2011 a las empresas que facturan más de 20 millones de euros para establecer un tipo impositivo de entre el 24 y el 27 %. De esta forma, adelanta a este año una recaudación prevista para el año que viene. Salgado habla de 2.500 millones de euros, pero los expertos creen que se ha pasado en cantidad.

Con esta medida ocurren tres cosas: una, que se les resta liquidez a las empresas haciéndoles pagar este año un dinero que tenían que pagar el que viene; dos, les hacen pagar anticipadamente por unos ingresos que pueden haber facturado pero no necesariamente cobrado, y tres, el gobierno actual anticipa una recaudación que estaba previsto que recaudara el próximo gobierno. No es, pues, más recaudación lo que se ha aprobado, sino anticipo de recaudación. Aquí y en Sebastopol a esto se le llama pan para hoy y hambre para mañana. ¿O no?

miércoles, 17 de agosto de 2011

Las diputaciones, otra vez

Emilio Ruiz
http://www.emilioruiz.es/

Esta vez ha sido Rubalcaba. Antes fue Felipe González, y antes, Aznar. Están sentenciadas: a las diputaciones provinciales únicamente lo que les falta es que le pongan la mortaja. Y bien que nos la han metido. Creo que la mayoría de españoles hemos sido víctimas de un engaño, de un fraude. Porque, en su día, si nos hubieran dicho que la división territorial del Estado en comunidades autónomas iba a ser a costa de suprimir las provincias, una y mil veces hubiéramos dicho que no. Y ahora, que tampoco nos vuelvan a engañar. Que sean claros: si hacemos desaparecer el organismo que gobierna la provincia –las diputaciones-, lo que están de más son las propias provincias.

La Constitución del 78 organizó el Estado en “municipios, en provincias y en las Comunidades Autónomas que se constituyan”. El anterior Estatuto andaluz decía que “La provincia es una entidad local con personalidad jurídica propia, determinada por la agrupación de municipios, y constituye, también, ámbito territorial para el desarrollo y gestión de las competencias y funciones de la Comunidad Autónoma”. El nuevo Estatuto, este artículo lo ha sustituido por otro que dice así: “La provincia es una entidad local con personalidad jurídica propia, determinada por la agrupación de municipios”. Como se ve, se ha tragado todo el final del párrafo. Ha dejado a las diputaciones sin su tarea principal, cual era gestionar en la provincia las competencias regionales. Todo muy intencionado.

Creo que no me equivoco si digo que la mayoría de españoles sienten más apego a la provincia como ente territorial que a la comunidad autónoma. Quienes siempre hemos creído que ambos amores podían y debían ser compartidos sentimos ahora cierta sensación de engaño.

Pero, en fin, nos daremos de baja del Almería para hacernos socios del Betis o del Sevilla. Por lo que se ve, es lo que quieren.

sábado, 13 de agosto de 2011

Caja Rural de Canarias prefiere a Cajamar

Emilio Ruiz
http://www.emilioruiz.es/

La injerencia de poderes ajenos al negocio en algunas entidades financieras, principalmente en las que son públicas o cuasipúblicas, como las cajas de ahorros y las cajas rurales, ha sido una constante en los últimos tiempos. Y el resultado a la vista está. Se puede decir que están salvando mucho mejor la situación las entidades que han sido administradas con criterios estrictamente profesionales que aquellas en las que, en la toma de decisiones, han intervenido agentes extraños. Paradigmático fue el caso de Cajasur, regida por los obispos, o el de Caja Castilla-La Mancha, presidida por un político, o el de la CAM o Caixa Catalunya, también con fuerte componente político en su dirección.

En Canarias se libra estos días una batalla de este calibre. Paulino Rivero, presidente del Gobierno autónomo, está empeñado en la unión de sus dos cajas rurales -Cajasiete, de Santa Cruz de Tenerife, y Caja Rural de Canarias, de Las Palmas de Gran Canaria- y para ello no escatima presiones de ningún tipo. El movimiento bancario de los últimos meses le ha dejado sin Caja Insular de Canarias, que se fue a Bankia, y sin CajaCanarias, que ha optado por Banca Cívica, y teme que le pase igual con las dos cajas rurales.

Pero la dirección de Caja Rural de Canarias lo tiene claro: el mejor futuro que le pueden dar a la entidad y el mejor servicio que pueden ofrecer a sus cooperativistas pasa por la unión con Cajamar. En la “lucha”, a Rivero le ha salido un “enemigo” con el que no contaba: los trabajadores de la entidad, en democrática asamblea, han decidido que la mejor opción pasa por emparejarse con la caja almeriense. Las amenazas de veto de don Paulino responden más a un interés político que a un interés de los palmenses. Veremos cómo acaba la película.

miércoles, 10 de agosto de 2011

La crisis económica también llega a las camisetas de fútbol



Emilio Ruiz


La crisis económica que asola a nuestro país, de la que no hay sector que se libre, tampoco pasa desapercibida para el mundo del fútbol. Excepto Real Madrid y Barcelona, que se rigen por otros parámetros, la mayoría de equipos de Primera División están teniendo dificultades para cuadrar sus presupuestos para la próxima temporada. Una de las tradicionales fuentes de ingresos, el patrocinio de las camisetas, se está viniendo abajo por falta de firmas que quieran contratar este tipo de soporte publicitario. Excepto que haya algunos acuerdos de muy última hora, la mayoría de clubes no lucirán en sus camisetas publicidad alguna o la lucirán a título gratuito.

Mientras el Madrid continuará un año más con la casa de apuestas Bwin, que le reporta 23 millones de euros por temporada, el Barcelona dejará la publicidad altruista de la Unesco para lucir por primera vez en su historia publicidad lucrativa. Llevará el logo de Quatar Foundation, que le reportará 30 millones de euros por temporada. Es el mayor contrato que se ha firmado en la historia del fútbol por ceder el espacio publicitario de las camisetas. Sin contar, claro, con el que acaba de firmar el Real Madrid con la aerolínea kuwaití Emirates: 165 millones en cinco años.

Pero así como el campeón de Copa y el campeón de Liga nadan en la abundancia, al resto de equipos, encontrar patrocinador les está resultando una misión imposible. El Atlético de Madrid se ha quedado sin Kia, que aportaba 5 millones por año y un coche para cada jugador. Al día de hoy no ha encontrado sustituto, lo mismo que el Valencia, que ha terminado contrato con la casa de apuestas Unibet, que le pagaba 3,5 millones por temporada. El Athelic seguirá recibiendo 2,1 millones de Petronor, una compañía filial de Repsol que preside Josu Jon Imaz, y el Zaragoza, 2 millones de Proniño, otra filial de Telefónica. Ni Villarreal –que esta temporada deja de percibir los 3 millones que le daba el inactivo aeropuerto de Castellón- ni Sevilla, además de Rayo Vallecano, Osasuna, Espanyol y Betis, han encontrado patrocinador.

El resto de clubes de Primera sí lo tienen, pero con unas cuantías muy modestas (400.000 euros el Racing, 800.000 el Mallorca…). El Málaga, no solamente no va a recibir dinero de patrocinador alguno, sino que, emulando al Barcelona de temporadas pasadas, lucirá en sus camisetas el anagrama de la Unesco, a quien, además, subvencionará con 1,5 millones. Cuentan en Málaga que el jeque gana varios cientos de millones de euros cada día. El otro equipo andaluz, el Granada, seguirá luciendo el logo de Cajagranada, con quien ha firmado un acuerdo que establece que el club de Los Cármenes recibirá el 10% de las comisiones netas que la entidad perciba por la comercialización de la tarjeta Mastescard. Poca cosa, pues, pero en la capital de la Alhambra se comenta que por medio hay también una parte en metálico que no interesa publicitar por eso del agravio comparativo con otros clubes de ciudades donde opera la caja integrada en Mare Nostrum.

¿Y la U. D. Almería, qué tal anda al respecto? Hay que partir de la base de que es muy distinto hablar de un equipo de Primera División que hacerlo de un equipo de Segunda. Son historias distintas. La última publicidad lucrativa que el Almería llevó en sus camisetas fue la de la inmobiliaria Obrascampo. Después, se ha insertado el anagrama de Urcisol, que es una empresa del presidente. Como los demás equipos andaluces de la liga BBVA, ha lucido el anagrama turístico de Andalucía, patrocinado por Turismo Andaluz, que le ha proporcionado unos ingresos por temporada de 300.000 euros. Este año, esta subvención desaparece el bajar de categoría, y, que se sepa, tampoco se ha encontrado patrocinador oficial alguno. Alfonso García tendrá que echar muchas cuentas para poder finalizar la temporada. Por lo pronto, de su caja de caudales entra más que sale. Piatti le ha reportado 8 millones (de los que dos ha tenido que dárselos al Estudiantes de la Plata), Kalo Uche le ha proporcionado otros 2, Alves 3 y Juanma Ortiz 0,5. Y todavía puede recibir 2,2 millones de Ulloa por parte del Betis. Por Nieto, Pellerano y M´bami no ha recibido nada, pero se ha quitado de encima unos cuantiosos emolumentos mensuales. El problema del Almería este año parfece que tampoco va a ser el económico.

lunes, 8 de agosto de 2011

Ha muerto Francesco Quinn, un enamorado de Almería

Emilio Ruiz
www.emilioruiz.es

Francesco Quinn, hijo del legendario Anthony Quinn, falleció el viernes a los 48 años de edad. Se encontraba practicando footing cerca de su casa de Malibú (California), acompañado por su hijo Max, cuando se desplomó por un ataque al corazón. “Estuvimos intentando reanimarlo, pero no hubo respuesta", comentaron los vecinos que acudieron a socorrerle. Trasladado al Centro Médico Ucla, en Santa Mónica, los médicos no pudieron hacer más que certificar su muerte.

Nacido en Roma el 22 de marzo de 1963, Francesco Daniele Quinn fue el tercero de los trece hijos que tuvo Antony Quinn. Su madre fue la diseñadora de vestuario Iolanda Addolari, segunda esposa del actor. Estaba casado con Valentina Castellini con la que tuvo tres hijos.

Decidido a seguir los pasos de su progenitor, Francesco Quinn debutó en el cine en 1986 con Platoon, de Oliver Stone, donde interpretaba a Rhah, un narcotraficante. Poco después interpretó al joven Santiago en una adaptación a la pantalla chica de la novela de Ernest Hemingway El viejo y el mar, en la que su padre fue el protagonista. También participó en numerosas series, como Corrupción en Miami, Las aventuras del joven Indiana Jones, 24, Mentes criminales y The Shield. Fue asimismo protagonista de Vlad, un film directamente lanzado en DVD sobre el personaje real que inspiró la leyenda de Drácula. Recientemente le había puesto la voz a uno de los personajes de Transformers: El lado oscuro de la luna.

Francesco Quinn era un enamorado de Almería, según él mismo se encargaba de manifestar cada vez que tenía ocasión. Decía –y éste es un dato que su padre nunca quiso confirmar ni desmentir- que visitó por primera vez nuestra ciudad con tan solo tres años, traído por su padre mientras éste rodaba Mando perdido en 1.966. Es cierto que en un momento determinado, Anthony Quinn se hizo un vecino más del Zapillo, donde trabó amistad con todo el vecindario. Aún hoy muchos almerienses lo recuerdan con cariño. Anthony Quinn vino por primera vez a Almería a principios de la década de los sesenta para rodar Lawrence de Arabia. Francesco siempre se ha identificado enormemente con su progenitor: “Todos los días, cuando me miro al espejo, me parece ver a mi padre, cuanto más envejezco, más me parezco a él”, ha manifestado.

Sea o no cierto que Francesco llegó a nuestra ciudad con muy pocos años, lo que sí se sabe es que volvería a principios de los años 90 para rodar un capítulo de El joven Indiana Jones. Volvería hacerlo de nuevo en 2006 para rodar The Tonto Woman, un mediometraje que se grabó íntegramente en Texas Hollywood, en el desierto de Tabernas. En 2008 The Tonto Woman, dirigida por Daniel Barber, fue nominada para un óscar.
Cada vez que tenía ocasión, Francesco Quinn mostraba su cariño por nuestra tierra. Los dieciséis años transcurridos desde su anterior visita le hicieron ver una Almería diferente. “Almería está muy bien –dijo al poco de reencontrarse con nuestra tierra-, ha cambiado mucho, sobre todo porque ahora la escultura de mi hermano Lorenzo está en casi todos los bares”. Y es que el hijo menor de Anthony y hermano de Francesco, Lorenzo, fue el diseñador de un brazo de grifo de cerveza de una conocida marca. Lorenzo es otro buen conocedor de Almería, donde ha expuestos sus esculturas, la última vez en la galería de arte Argar.

sábado, 6 de agosto de 2011

Antonio Orejudo



Emilio Ruiz



Tengo un defecto: me pasa como a esos tertulianos que invaden las cadenas de radio y televisión, que, sin recato alguno, primero nos advierten que no tienen pajolera idea de economía, pero que ello no es óbice para, a continuación, disertar sobre la materia un par de horas. Yo, de Antonio Orejudo, no he leído casi nada, pero ello tampoco es óbice para que hoy hable de él.

Dicen quienes conocen su obra que, de entre ella, destaca Ventajas de viajar en tren (2000). Otros están con Reconstrucción (2005). A mí me gustaba el Orejudo articulista, el único que conocía. Un día supe que era profesor de la Ual y me hice la misma pregunta que cuando por aquí arribó Virgilio Zapatero: ¿Y éste, aquí? Después publicó Almería, crónica personal (Fundación José Manuel Lara, 2008), que terminó de desorientarme. Y así sigo. Aún no sé si es una crónica valiente de denuncia de nuestras debilidades, ésas que nuestros ojos ven todos los días y que interpretamos con juicios de clemencia, o es el espejo en el que se mira un triste hombre que huye despavorido y recala al sur del sur, y no más al sur porque entonces se caería al agua. Héroe o villano, no sé cómo demonios interpretar a ese Orejudo.

Ahora, en la librería de la T-4, tropiezo con Un momento de descanso (Tusquets, 2011). Me sobrepasa. No entiendo ese estilo directo de dice, digo. Y, como no lo entiendo, no lo juzgo. Engancha la agilidad narradora. Menudo pollo el que le montan al profesor Cifuentes. Pero entre la primera parte y la segunda y entre ésta y la tercera parece que ha actuado un hacha que dificulta la continuidad. No sé si él, el personaje Orejudo, se ha incrustado en el relato. Si así fuera, su aprecio por la universidad es más bien de baja tensión.

Pienso, a partir de ahora, seguir a este hombre. Tiene un no sé qué que atrae.

lunes, 1 de agosto de 2011

La fusión de Unicaja con Caja España-Duero, en peligro

Emilio Ruiz

Cada día que pasa, la fusión de Unicaja con Caja España-Duero encuentra nuevas dificultades para verse culminada. Si hace un par de semanas el documento definitivo estaba pendiente nada más que de la firma, en los últimos días se abre paso el horizonte de negocios separados. La semana pasada, la caja castellano-leonesa constituyó su propio banco, del mismo modo que hizo Unicaja un par de meses antes. La constitución de bancos es un paso necesario para cumplir con los requerimientos del Banco de España tanto se si continúa con la unión -en este caso se fusionarían los bancos- como si se continúa por separado.

¿Y qué está pasando para que lo que parecía un asunto hecho se encuentre ahora en el campo de la incertidumbre? Habría que remontarse al mes de marzo, cuando se establecieron los preacuerdos, para valorar la evolución de los acontecimientos. La fusión de Caja España-Duero con Unicaja se consideraba el matrimonio perfecto por varios factores. El primero, porque, juntas, se iban a constituir en la tercera mayor entidad del conjunto de cajas españolas, tan solo por detrás de Bankia y Caixabank. El segundo, por la compatibilidad de oficinas: España-Duero tiene 849 sucursales y Unicaja tiene 935, pero la primera tan solo tiene 27 oficinas en Andalucía y la segunda una en Castilla y León. Y el tercero, por la compatibilidad del personal: se considera que es suficiente con 250 prejubilaciones -serían los trabajadores mayores de 56 años- de una plantilla total de casi diez mil trabajadores aportados por ambas entidades a partes iguales.

Caja España-Duero es mayor que Unicaja por volumen de activos (46.000 millones de euros por 43.000). Pero en el reparto de la nueva entidad, la andaluza se quedaría con el 63% frente al 37%, con la presidencia -que sería para Braulio Medel- y con la sede social, que estaría en Málaga. Este desigual reparto de poder se debe a que la entidad de Castilla y León necesita 463 millones de euros para alcanzar el 10% de capital básico que le exige el Banco de España, porque Unicaja es la tercera entidad más saneada de España con una ratio de capital del 12,2% (incluso bajo los escenarios más adversos y los criterios de delimitación de capital más restrictivos, el capital puro de Unicaja en 2012 casi duplicaría el nivel recomendado por la Autoridad Bancaria Europea para estar al resguardo de cualquier contingencia), porque Unicaja no ha necesitado ni un solo euro del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) y porque Caja España-Duero, en cambio, ya ha tenido que recibir en octubre pasado 525 millones del Frob.

Desde marzo hasta hoy han pasado varios acontecimientos que pueden llevar al traste con la operación de unión. El principal, los pobres resultados que la caja castellano-leonesa ha obtenido en los test de estress. Éstos han venido a decir que si no se capitaliza -y a ver cómo- tiene que ponerse en manos del Frob, que sumaría los cerca de 500 millones de euros que necesita con los más de 500 que ya aportó antes. Al precio que han salido al mercado Bankia y Banca Cívica los 1.000 millones del Frob no constituirían otra cosa que la nacionalización de la caja, su toma de control y su posterior venta. A esta situación hay que añadir las trabas que los sindicatos, sobre todo los de Castilla y León, están poniendo para realizar la reestructuración del personal.

Con todos estos ingredientes, Braulio Medel y su equipo están haciendo un replanteamiento de su oferta inicial. No solo ponen en entredicho el reparto de poder establecido en el preacuerdo (ahora se considera más razonable un 80-20 ó un 75-25), sino que en modo alguno se van a aceptar las condiciones impuestas por los sindicatos castellano-leoneses. Medel ha manifestado por activa y por pasiva que no está dispuesto a asumir el plan social acordado en la fusión de Caja España con Caja Duero. Supondría un sobrecoste salarial de 40 millones de euros al año y pasar de cobrar las 14 pagas actuales a cobrar 24. Se seguiría respetando, eso sí, el nombramiento de Evaristo del Canto, presidente de Caja España-Duero, como vicepresidente ejecutivo y consejero delegado del nuevo banco, como también la sede de la corporación industrial, que sería Salamanca, y las sedes operativas de Salamanca y León, que se unirían a las de Málaga y Ronda.

El Banco de España ha puesto a las conversaciones fecha de caducidad: el mes de septiembre. Es casi seguro que agosto no va a ser mes de vacaciones para Braulio Medel y Evaristo del Canto. Pero el sol no calienta para ambos por igual.