_______________________________________________________________________________________________

sábado, 23 de julio de 2011

Cómo hemos cambiado


Emilio Ruiz

Muchos de nuestros políticos darían cualquier cosa por hacer desaparecer las hemerotecas. Así se evitaban la exposición al ridículo, a la incongruencia, al ventajismo… al oportunismo partidista, interesado y coyuntural. Pero eso no es posible, afortunadamente. Las hemerotecas son el arma implacable que tenemos los ciudadanos de a pie para restregárselas por el morro a nuestros representantes cada vez que pretenden hacernos comulgar con ruedas de molino intentando convencernos hoy de lo contrario de lo que ayer predicaban. Para la historia quedará la mutación ideológica del PSOE con el tema de la subida o baja de impuestos. Recordémoslo. Decía en 2005: “Bajar los impuestos es de izquierdas” (Zapatero, El País). Y en 2009: “Subir impuestos también es de izquierdas” (Chaves, El País). Qué fuerte.

Con este asunto de la incompatibilidad de los cargos de alcalde y diputado andaluz, “ídem de lo mismo”, que decimos por mi pueblo. Decía el PP en 1995: “Ha llegado la hora de que la comunidad establezca un deslinde a la hora de acabar con la acumulación de cargos públicos. Es natural que no se acumulen dos responsabilidades. El puesto de alcalde no debe ser compatible con el de parlamentario autonómico. Los cargos públicos hay que acumularlos cuanto menos mejor”. Dice ahora: “Excluir a los alcaldes del Parlamento andaluz es un golpe de Estado al municipalismo, un fraude político, una cacicada antidemocrática”.

Decía el PSOE en 1995 por boca de su portavoz, Enrique Lince: “La presencia de alcaldes en este parlamento ha sido extraordinariamente positiva, prescindir de ellos es una mutilación innecesaria”. Dice ahora por boca de su portavoz, Mario Jiménez: “No es bueno para nadie y no responde al sentido común compatibilizar los cargos de alcalde y diputado”.

Cómo hemos cambiado, que dicen Presuntos Implicados.