_______________________________________________________________________________________________

sábado, 5 de marzo de 2011

Y el PP de Vera, sin candidato

Emilio Ruiz
Director de La Cimbra
www.emilioruiz.es

A Félix López, alcalde de Vera por el Partido Andalucista, le están poniendo “a huevo” las elecciones del 22 de mayo. Independientemente de los méritos o deméritos propios, que eso quien lo tiene que valorar es el pueblo con su voto, no se puede decir que sus adversarios están haciendo mucho méritos para desbancarle de la alcaldía. Si hace unos días, en esta columna, les hablábamos de las diatribas en las que se han sumido los miembros locales del PSOE, hoy toca sacar a relucir el lamentable espectáculo que está dando el Partido Popular.

El PP había encontrado en Diego Morales un candidato idóneo para intentar dar el salto que nunca había podido dar en este municipio, donde solamente tiene dos concejales. Morales es un hombre muy querido en Vera. Director del Colegio Público Reyes Católicos durante muchos años, su gestión como tal solo merece elogios de los que han sido sus compañeros y alumnos. De la noche a la mañana y tras ser proclamado candidato de manera oficial hace varios meses, su candidatura se ha venido abajo por “motivos de salud”. Quienes conocen a Diego saben bien que su salud en nada se ha deteriorado estos meses. Todo lo contrario, tras dejar el ejercicio de la profesión docente, se le veía muy vitalista y con ánimos de servir a su pueblo. En los mentideros veratenses, la noticia ha causado sorpresa y nadie ha dado crédito a las razones aducidas para retirarse ahora. Se ha creído que la huída venía producida por un insalvable boicot que le estaban haciendo las viejas glorias de la derecha veratense, lo cual era de extrañar conociendo, como se conoce, al presidente local, Pepe Fernández, un hombre bastante serio. Pero la triste realidad del asunto se conoció este jueves cuando en las ondas de Vera Comunicación Félix López confirmó públicamente que el Partido Popular le había ofrecido, hace tan solo unas semanas, encabezar su candidatura.

Félix López lo ha manifestado con tanta contundencia que, oyéndole, no queda resquicio alguno para dudar de su palabra. Diego Morales, al ser esto así, ha hecho lo que cualquier ciudadano honesto, y él lo es, tenía que hacer: tomar puerta. La dirección provincial del Partido Popular no debe cerrar este asunto sin dar una explicación a los ciudadanos de Vera. Pues la política nunca puede saltar por encima de la dignidad de las personas.