_______________________________________________________________________________________________

sábado, 19 de marzo de 2011

Antonio Torres y sus Mujeres de Palabra

Emilio Ruiz

Director de La Cimbra
http://www.emilioruiz.es/


Antonio Torres nada ágilmente en las profusas aguas de la radio almeriense y su entorno. Ahora, ha abierto hijuela para introducirnos en el papel de la mujer en el mundo del periodismo. Mujeres de palabra (Instituto de Estudios Almerienses, marzo de 2011) no podía aprovechar mejor ocasión que el Día Internacional de la Mujer para presentarse en sociedad. Unos días después, el libro lo tenemos en las librerías. Y, como todo lo que escribe Antonio Torres, es un torrente de nombres, datos, confidencias y recuerdos.

Ha tenido sentido del gusto mi paisano para elegir a Pilar del Río como prologuista. Las nuevas generaciones universitarias no conocen de Pilar más que su emparejamiento con Saramago. Antonio Torres, además del lugar privilegiado del prólogo, le dedica capítulo propio. Y nos trae al recuerdo aquel librito que la de Castril escribió con Juan Teba en medio de la transición, Los andaluces, que aún sigue ocupando un lugar de privilegio en mi librería, lo mismo que Andalucía: Campo de Trabajo y Represión”, de Antonio Ramos Espejo, otro autor querido de Torres.

Antonio Torres –y conste que no es solo por sensibilidad local- abre capítulos con nuestra eterna Colombine. Carmen de Burgos merece el homenaje y la consideración permanente de todos. Fue una luchadora, en el sentido integral del término. Aún yace en mi recuerdo una anécdota que nos cuenta su biógrafa Elizabeth Starcevic a propósito de una encuesta que sobre el divorcio publicó la almeriense en su Diario Universal. Lo toma, en su libro Carmen de Burgos: defensora de la mujer, de la obra de González Fiol Domadores del éxito: Carmen de Burgos (Colombine). Como al periódico El Siglo Futuro le diese por meterse con la Colombine, ésta no se anduvo con rodeos y se presentó en la redacción del periódico. “Pregunté por el director. Salió el redactor-jefe y, como se negase a darme explicaciones y rectificar, le di bofetadas. No me conformé y le escribí al director, don Cándido Nocedal, diciéndole que si no rectificaba le iba a esperar a la puerta de la Redacción con una zapatilla e iba a correrlo a zapatillazos por la calle. No sé si fue por el temor a que llevase a cabo la amenaza o por galantería; ello es que El Siglo Futuro rectificó en un suelto bastante largo y expresivo para mí…”.

Antonio Torres, Colombine, Pilar del Rio, Mujeres de Palabra. Bonita mezcolanza.