_______________________________________________________________________________________________

sábado, 29 de enero de 2011

Señoras y señores diputados

Emilio Ruiz
Director de La Cimbra
http://www.emilioruiz.es/

“Señor Presidente, señoras y señores diputados, señor Rajoy: en su interpelación me pregunta si tiene previsto este gobierno presentar nuevas iniciativas encaminadas a controlar el gasto público, optimizar el funcionamiento del Estado y potenciar nuestro sistema democrático. Con mucho gusto le respondo que sí. En los próximos días, me propongo citar a los líderes de todas las fuerzas políticas con representación en esta Cámara a fin de iniciar conversaciones -¡serias, rigurosas!- sobre la conveniencia de adoptar tres decisiones que, en opinión de mi gobierno, son fundamentales para el mejor funcionamiento del Estado”.

“En la primera de ellas, les plantearé la necesidad de proceder a la supresión del Senado. Sí, señorías, después de más de treinta de parlamentarismo democrático, se puede afirmar, sin duda alguna, que la Cámara Alta es de una inoperancia absoluta, y su conversión en cámara territorial, lejos de resolver esa circunstancia, la agravaría. La voluntad soberana del pueblo español está perfectamente representada en su Congreso de los Diputados”

“En la segunda, vamos a proponer una reestructuración de la organización municipal del Estado, de tal forma que aquellos municipios que no superen los dos mil habitantes entrarán en un proceso de fusión, o anexión, con sus vecinos limítrofes hasta completar, como mínimo, ese número de habitantes. De esta forma, el número de municipios se reduciría de 8.000 a 2.000, con lo que ello supondría de ahorro económico, burocrático y de gestión”.

“Y con la tercera, pretendemos perfeccionar el sistema de representatividad de nuestro Parlamento, añadiendo a las actuales circunscripciones electorales una nueva de carácter nacional, que sería alimentada con los votos residuales que quedan sin representación en las distintas circunscripciones provinciales. Esta especie de “urna nacional” haría justicia a partidos de ámbito estatal que, a pesar de obtener un considerable número de votos, no ven convertido su apoyo popular en número de escaños”.

Posdata: Esta intervención es imaginaria, claro. Pero, ¿a que no suena mal del todo?