_______________________________________________________________________________________________

sábado, 16 de octubre de 2010

Mármol de Macael

Emilio Ruiz
Director de La Cimbra
www.emilioruiz.es

He dudado y dudo de la utilidad de las cámaras de comercio y, por tanto, de la necesidad de su existencia. No estoy en contra de ningún tipo de asociacionismo. Todo lo contrario, creo que nos sobra individualismo y nos falta espíritu colectivo. Pero sí estoy en contra de que estas cosas se hagan por imposición. Y las cámaras de comercio son una de esas instituciones que nos han impuesto, por obligación, a los empresarios y comerciantes. Sus cuotas, todos estamos obligados a pagarlas, aunque la mayoría aún no sepamos por qué ni para qué.

A pesar de este principio general, no se me está pasando por alto alguno de los aspectos de la labor del actual presidente de la Cámara de Comercio de Almería, Diego Martínez Cano. La mayoría de presidentes de las cámaras, de ésta y de todas, quieren jugar un papel propio de líderes políticos o sindicales. Agotan su labor en la reivindicación y olvidan que los altos presupuestos que manejan le otorgan un poder ejecutivo. Creo que Martínez Cano sí tiene las ideas claras. Sus declaraciones de esta semana a Canal Almería y La Voz de Almería son una buena prueba de ello. A quien no las haya leído, aconsejo que lo haga. Como hombre del Mármol que es, me quedo con algo que le preocupa y que nos preocupa: el futuro de aquella comarca. La industria extractiva está tocando techo, y el mármol que manejan nuestros marmolistas ya no procede de las entrañas de la sierra de Macael sino de países lejanos. Esto puede tener un problema: el de nuestra falta de competitividad. Muchos de nuestros industriales no eluden la tendencia de trasladar sus centros productivos cerca de los lugares de extracción y/o de comercialización, que ni en un caso ni en otro son, principalmente, España. Y esto tiene un peligro. Un peligro muy serio. La cuestión está en definir cuál es el espacio que va a ocupar Macael en el nuevo panorama.