_______________________________________________________________________________________________

sábado, 25 de septiembre de 2010

Guerra Civil en Garrucha

Emilio Ruiz
Director de La Cimbra
www.emilioruiz.es

La Guerra Civil abrió una enorme herida que, tres cuartos de siglo después, no acaba de cicatrizar. Los recuerdos, los sentimientos y, por qué no decirlo, hasta los odios, vividos en presente o en pasado, en primera persona o en nombre de personas cercanas, siguen vivos. Los españoles hemos hecho un enorme esfuerzo por superar aquella dramática situación, estableciendo una línea fronteriza entre lo que nunca debió ser y lo que debe ser. Convivir inmersos en la armonía, el perdón y la comprensión no supone borrar de nuestra mente situaciones que han marcado nuestras vidas. Setenta y cinco años son muchos, pero nunca se sabrá sin suficientes para desgranar hechos históricos que ahondan en nuestras emociones. Son suficientes si se actúa con el tacto adecuado, si se procura relatar la realidad y no interpretar, y menos malinterpretar, la realidad.

En el recorrido que Arráez Editores realiza por los pueblos de Almería para rememorar aquellos años, la última parada la ha hecho en Garrucha, un pueblo donde las brutalidades de la guerra y de la postguerra fueron especialmente sangrientas, con 17 vecinos muertos en la retaguardia republicana y otros tantos a partir de abril del 39, entre éstos dos de los tres alcaldes de la guerra.

Manuel León y Eusebio Rodríguez, coautores de la obra (“La Guerra Civil en Garrucha. Violencia republicana y represión franquista. 1936-1945”. Arráez Editores.), garantizan el rigor en el tratamiento de los hechos a la vez que evita los juicios y prejuicios interesados y de parte. La historia se escribe, se analiza y se interpreta mucho mejor cuando en el ánimo del autor prevalece la razón sobre la pasión. Éste es el caso. Y éste, el gran valor del libro. Se sea o no de Garrucha, quien desee adentrarse en la historia trágica de esta tierra, que no deje de leerlo.