_______________________________________________________________________________________________

sábado, 17 de abril de 2010

Ándalus Airlines

Emilio Ruiz
Director de La Cimbra

A principios de 2007 una redactora del periódico “Actualidad Almanzora” tuvo la gentileza de acordarse de mí para incluirme en una ronda de opiniones sobre la importancia que iba a tener para la comarca, y para Almería en general, la autopista Vera-Cartagena, de inminente apertura. Se extrañó cuando le dije que sentía no poder responderle porque aún no tenía formada una opinión. “No le entiendo”, me dijo, “es la primera vez que me pasa hoy”. “Pues así es, no es desplante, es que no tengo formada una opinión, y no puedo ofrecerle lo que no tengo”. Intenté –de burda manera, claro está- que la periodista cayera en la cuenta de que mi opinión, si se la daba, iba a ir en un tono distinto a las que ya tenía recogidas, pero no conseguí que captara mi mensaje. Cuando salió el periódico, la unanimidad de las opiniones fue apoteósica, en el sentido, claro está, que todos imaginamos. Pues ahí la tienen, la autopista, a ver quién se la traga.

Más recientemente, cuando se produjo el lanzamiento –o relanzamiento- de Ándalus Airlines, nadie me llamó, afortunadamente, para conocer mi opinión. Si lo hubieran hecho, mi respuesta hubiera sido la misma. Tampoco iba a aguar ninguna fiesta. Me sorprendió, eso sí, la valentía empresarial de quienes se atrevían a poner en marcha una aerolínea “low cost” en unos momentos de crisis en el sector, motivada por la recesión económica, el encarecimiento de los precios del combustible y la fuerte competitividad. El fantasma de Air Madrid aún andaba volando por ahí, y no precisamente por los aeropuertos. Inevitablemente, llegué a la conclusión de que este proyecto era a medio y largo plazo y se contaban con las rentabilidades negativas de los primeros años. Por eso, esta situación de ahora me sorprende un poco. Pero, vista la seriedad y solvencia de quien está detrás –entre los que se encuentran nuestro paisano Tino y Cajagranada-, no dudo ni un segundo en la continuidad del proyecto. Algo distinto me sorprendería. Y mucho.