_______________________________________________________________________________________________

sábado, 20 de febrero de 2010

Ante Zapatero flipa Rajoy

Emilio Ruiz
Director de La Cimbra
http://www.emilioruiz.es/

No sé si hoy, domingo, alguno de los grandes periódicos nacionales nos ofrecerá uno de esos sondeos electorales que nos venden de vez en cuando. Posiblemente sí, y seguro que sus conclusiones desmontarán mis apreciaciones, equivocadas como casi siempre. La sensación personal que yo tenía, hace tan solo quince o veinte días, era que la vuelta al gobierno del Partido Popular había tomado un camino sin retorno que solo podía torcerse por alguna concatenación de errores propios. Unos días después, algo me dice que ese camino no está ya tan llano como parecía. ¿Y qué ha pasado para eso? Pues no mucho, la verdad, tan solo una especie de mini-debate de Estado de la Nación que el PP no ha sabido valorar y la actuación desmedida de un ex-presidente que sigue empeñado en robar portadas a quien él mismo propuso como sucesor.

Rodríguez Zapatero es –voy a decirlo de manera brusca, pero no con desprecio, sino con admiración- un animal político camaleónico. Tiene una capacidad asombrosa para reinventarse. Cada día nos sorprende con algo nuevo. Vino de la cumbre de Davos noqueado y sin apenas poder contener la respiración y tan solo unos días después se ha paseado por el Congreso de los Diputados con tanto honor como gloria y hasta ha retornada a la vieja Europa a decirle a quienes antes le maltrataron que su país no sólo no anda tocado y hundido sino que aún dispone de pulmón suficiente para echarle el salvavidas a otros que puedan estar ahogándose. Rajoy flipa ante la situación, pero olvida que al electorado no se le atrae machacándole con datos de la EPA, del INE o del INEM, sino transmitiéndole esperanza, buena disposición y mejor talante. Sí, sí, he dicho talante, ese objeto de deseo que él convierte en mofa y que ZP tanto cuida. Y Aznar tanto desprecia.