_______________________________________________________________________________________________

sábado, 6 de febrero de 2010

Anda revuelto el patio

Emilio Ruiz
Director de La Cimbra
www.emilioruiz.es

Anda revuelto el patio. Y no está mal, está bien. Lo anormal no es esto, es lo otro: se acumulaban los problemas, y el gobierno, impasible el ademán. Ha tenido que llegar, para reaccionar, la semana horríbilis; a saber: 4,3 millones de parados, cuatro de cada diez jóvenes en desempleo, economía en recesión durante siete trimestres consecutivos, déficit público en el 11,4 %... ¡Despierta, José Luis!, dijeron en Davos. Y ZP despertó, vaya si despertó. No le dio tiempo ni a deshacer las maletas, y, mucho menos, a avisar a Celestino, que en ese instante le cogía en la imprenta del boletín del Ministerio pregonando que nunca jamás se tocaría la edad de jubilación. Necesidades mandan, dicen que le dijo el Presidente. No siempre podemos hacer lo que deseamos hacer, sino lo que debemos hacer. Es la responsabilidad del gobernante.

Era un secreto a voces que el sistema público de pensiones, que, gracias a la gestión de este -y del anterior y del anterior del anterior- gobierno, tiene una salud envidiable, no podrá continuar en el futuro en el mismo estado saludable si no se le administra alguna vacuna preventiva. No han gustado las formas, pero el fondo… en el fondo todo el mundo sabe que algo hay que hacer, que ese inmovilismo que algunos pregonan a donde únicamente conduce es a la quiebra del sistema. Ha sabido, la generación presente, preservar el bienestar de quienes nos precedieron en el mundo laboral ofreciéndoles un retiro digno. Es obligación de quienes nos sucedan preservar la dignidad de nuestro propio retiro. Es ley de vida. Es ley de justicia. Y es obligación del gobierno velar por que la cadena no ceda porque algún eslabón hemos dejado suelto.