_______________________________________________________________________________________________

sábado, 27 de febrero de 2010

28-F


Emilio Ruiz
Director de La Cimbra
http://www.emilioruiz.es/

Es 28 de febrero. 28-F. Día de Andalucía. Me llama mi amiga la becaria de la Ser y me incluye en su ronda de opiniones sobre los treinta años de autonomía. Esta vez hago una excepción: no deseo respuesta de cumplimiento y le pido cuestionario y tiempo. “Tiempo, el de siempre –me dice-, dos minutos; cuestionario, son tres preguntas: cómo vivió aquel día de 1980, qué balance hace de estos treinta años de autogobierno y qué nota le pondría de cero a diez y, por último, cómo ve el futuro de Andalucía”. Quedo en llamarla rápido, pero, incomprensiblemente, me atasco en eso de ponerle nota al tema. Pienso en algunas cosas y le pondría un once, pero pienso en otras y no pasaría del -1. Me tomo el asunto muy en serio. “Echa sinceridad, Emilio”, me digo. Y se la echo.

“Viví aquel día, y los anteriores, con mucha intensidad. Fui el autor gráfico de todas las pancartas que colgaban en las calles de mi pueblo pidiendo el voto afirmativo como respuesta a aquella farragosa pregunta y no dejé vivienda alguna sin llevar la papeleta del sí. La respuesta del electorado me dejó un tanto desilusionado. ¿Una nota ahora? 6,75. Cierro los ojos y me detengo en la imagen gráfica de aquel tiempo, que aún tengo presente. No hay parangón. El referéndum no solo abrió un camino de ilusión; también afloró nuestra autoestima, situada a ras de suelo. El progreso es notorio, brutal, pero, siendo sinceros, tampoco esperaba encontrarme con este millón de parados ni esta neocentralización administrativa. ¿Qué espero de los próximos años? Creo que el camino hacia la España federal no tiene retorno, nos guste más o nos guste menos. En ese Estado Federal el país llamado Andalucía es de los que tienen el horizonte más despejado. Nuestras potencialidades siguen siendo enormes. Podemos seguir soñando. Para nuestra tranquilidad”.