_______________________________________________________________________________________________

sábado, 23 de enero de 2010

El inglés multimillonario

Emilio Ruiz
Director de La Cimbra
http://www.emilioruiz.es/

Mojácar tiene una peculiaridad que le distingue de los demás pueblos de la provincia: le das una patada a una piedra y salen tres partidos políticos. Cada clan familiar, cada grupo étnico, cada colectivo social, cada peña de amigos, cada poder fáctico… tiene su partido político. En las pasadas elecciones municipales creo que fueron doce las candidaturas presentadas. En consecuencia, el voto resultó enormemente fragmentado, y, por ende, la representación municipal desparramada. Entra dentro de la normalidad mojaquera formar equipos de gobierno tripartitos, cuatripartitos y hasta quintapartitos, con mezcolanzas de colores ideológicos, como también es normal el trasvase de concejales de unas formaciones políticas a otras. Todo el mundo se ha dado cuenta de la importancia que puede tener poseer un acta de concejal y por eso todos tienen ese deseo. Un concejal, tan solo un concejal, puede ser determinante para el gobierno municipal. Y un concejal no son mucho más de doscientos votos. Es decir, la familia, los amigos y cuatro vecinos.

A falta de dos años para las elecciones municipales, los susodichos grupos empiezan a calentar motores. El primero que se ha presentado en sociedad viene de la mano de José Luis Cano, que, cómo no, ha sido, o es, o será, no sé, concejal por dos o tres formaciones diferentes. Cano no se ha andado con ambages, y, para evitar equívocos, nos dice cuál es su aval: “El impulso de este proyecto –ha informado con una naturalidad que puede espantar en cualquier otro sitio del planeta, pero no aquí- es de un inglés multimillonario que ha decidido vivir en Mojácar y que ve cómo el potencial turístico del municipio ha decaído muy gravemente en los últimos años”. Pues nada, bienvenido, multimillonario inglés, eres el primero en la lista. ¡Que pase el siguiente! ¡Ay, Mojácar, Mojácar…!