_______________________________________________________________________________________________

sábado, 13 de junio de 2009

Huelga en la construcción


Emilio Ruiz
Director de La Cimbra
http://www.emilioruiz.es/


A principios de 2.007 la patronal y los sindicatos de la construcción negociaron un convenio con vigencia para cinco años en el que se estipulaba -entre otras mejoras para los trabajadores, como la reducción de la jornada laboral- que cada año los salarios subirían el IPC previsto más 1,5 puntos. El acuerdo se aplicó en 2.007 y también en 2.008. La situación del sector hasta entonces es por todos conocida: Medio millón de viviendas por año, fuerte inversión en obra pública y, en consecuencia, casi el pleno empleo, teniendo que recurrir muchas empresas a buscar trabajadores en el extranjero para poder hacer las obras.

En 2.008 el sector se hunde, y a final de año la destrucción de empleo supera el medio millón, tendencia que ha continuado en los cuatro primeros meses de este año 2.009. En mayo el Plan E ha salvado, momentáneamente, la situación, a pesar de lo cual la misma CCOO estima que solo en Andalucía se perderán de aquí a final de año entre 200.000 y 300.000 empleos. La situación es delicada para los trabajadores, pero también para las empresas, que libran una dura batalla por la supervivencia. Son frecuentes los “eres” y despidos (con las consiguientes indemnizaciones), las quiebras y suspensiones de pagos, la acumulación de efectos impagados y la restricción del crédito bancario, a lo que hay que sumar una desconfianza generalizada hacia el sector que ocasiona que las transacciones comerciales se tengan que hacer con pago por adelantado o a la entrega del material.

En una situación tan caótica como ésta –y, créanme, no exagero-, los sindicatos se introducen en su particular burbuja anticrisis y amenazan con una huelga en el sector si los sueldos no se incrementan este año 2.009 en un 3,5 %. Pues ánimo, que es justamente lo que faltaba.