_______________________________________________________________________________________________

lunes, 1 de junio de 2009

Estamos en campaña


Emilio Ruiz
Director de La Cimbra
www.emilioruiz.es


Me aburren las campañas electorales. Y si son de unas elecciones europeas, hasta me molestan. No me interesan nada. Además, me parece que este hastío mío es compartido por un amplio porcentaje del electorado. Lo pudimos ver en el debate del otro día en La 1 de TVE. Creo que tuvo una audiencia del 12 %, es decir, que de cada cien españoles que en ese momento estaban sentados delante de la televisión solo doce se pusieron a verlo. Estaba en su conocimiento el 88 % restante. Por lo que a mí respecta, ¿con el Dr. House en Cuatro iba a desviar mi atención hacia aquello? Faltaría más. ¿Quiénes son Mayor Oreja y López Aguilar para que merezcan un minuto de mi tiempo libre? Nada, o casi nada. Uno, el del PP, apenas pinta algo en su partido, y si ahora lo han puesto de cabeza de lista es para seguir manteniéndolo lejos de Génova y de paso darle un momento de satisfacción a la marginada ala dura del partido. El otro, el del PSOE, fue despojado del protagonismo que da un puesto en el Consejo de Ministros y enviado a Canarias a ver si recuperaba el terreno perdido. Fracasado en el intento, se le envía a Bruselas para sacarlo del anonimato isleño.

Dicen que Europa es muy importante, que el 70 % de nuestra vida diaria está regida por las líneas maestras que nos marcan en Bruselas. Pues no lo parece. Si fuera así, ¿por qué se habla tan poco de Europa y se debate tanto de asuntos banales? Otra cuestión: ¿Qué más da que estas elecciones las gane o las pierda el PSOE o el PP obteniendo uno un escaño más o un escaño menos que el otro? Da igual. El Parlamento europeo tiene 500 diputados, uno más o uno menos de un partido carece de importancia. El resultado de estas elecciones tienen un valor, pero ese valor tiene su lectura en clave interna, en clave partidista, que es ajena al interés de los ciudadanos.