_______________________________________________________________________________________________

jueves, 5 de febrero de 2009

Nadie se fía de nadie


Emilio Ruiz
Director de La Cimbra
www.emilioruiz.es


La economía de este país ha entrado en una dinámica endiablada. Nadie se fía de nadie. Los bancos no se fían de los propios bancos, y entre ellos no hay manera de que se presten un euro; los que no tienen porque no tienen, y los que tienen porque piensan que el colega está tan mal que a mejor no se lo devuelve. Tampoco se fían de los clientes, de los que dicen que para dejarle un solo euro tienen que demostrar su solvencia. ¿Y cómo se demuestra la solvencia? He aquí el dilema. Los clientes, a su vez, tampoco se fían de los bancos. Antes, cualquier papel que te ponían delante lo firmabas sin desconfianza. Ahora hay que leer hasta la letra más menuda porque como te descuides te la pegan.

En un ambiente tan revuelto como éste no faltan los/las intoxicadores/as. Ahora mismo acabo de oír a una de ellas. Como alguien puede pensar que hablo para añadir más lodo al lodazal, ahí van los hechos: Jueves, 5 de febrero. Tertulia de Carlos Herrera en Onda Cero. Son las 9,50 de la mañana. Habla una tertuliana: “Voy a dar una información de última hora: En el Reino Unido, cuando vas a pagar algo en euros, miran a ver si el billete lleva impresa la E de España. Y si la lleva la E de España, entonces no te lo toman”.

Solamente pude oír el programa cinco o seis minutos, el tiempo que tardé en volver del desayuno al trabajo. Desconozco, pues, si algún otro contertulio, o el mismo Herrera, enmendó a la tertuliana presuntamente especialista en Economía. En los pocos minutos que sintonicé con la emisora nadie puso objeción alguna a tan disparatada información. Así que cuidado, cuidado, que no solamente tenemos que estar preocupados por la que tenemos encima, que no es pequeña, sino también por los profesionales de la intoxicación, que en estas situaciones siempre aparecen.