_______________________________________________________________________________________________

miércoles, 25 de febrero de 2009

Las glorietas de Los Gallardos

Emilio Ruiz
Director de La Cimbra
http://www.emilioruiz.es/


Esto de las obras públicas a veces parece que se encuentra bajo los influjos de la brujería. Porque, si no, a ver cómo se explica la cosa. Vayamos a los hechos: La antigua carretera nacional 340 a su paso por Los Gallardos tiene dos puntos negros –tiene más, pero bueno…- que han costado ya alguna que otra vida humana, y que pueden costar otras más si no se les da un arreglo. Se trata de los enlaces de las carreteras Los Gallardos-Bédar y Los Gallardos-Garrucha. Para satisfacción de la ciudadanía en general y de nuestros representantes políticos en particular (que salieron en los medios de comunicación anunciando la buena nueva a bombo y platillo) el Boletín Oficial del Estado del día 23 de enero de 2.008 anunciaba que el Ministerio de Fomento sacaba a licitación pública la construcción de una glorieta en cada uno de los puntos en cuestión por un importe total de 1.330.415,45 euros. Seis meses más tarde, el 24 de junio, la misma publicación oficial anunciaba que las obras se habían adjudicado a la empresa Grupo Empresarial de Obras Civiles Sur, S. A., por la cantidad de 1.086.816,64 euros. Bien, todo bien.
A los pocos días aparecen por el lugar los topógrafos de la empresa y empiezan a tomar datos de replanteo. Perfecto. Contactan con los propietarios de terrenos cercanos, que si puedo coger tierras de aquí, que si las puedo vaciar allí… En fin, lo normal. Y se van. Pero las obras no comienzan. “Esto es que como viene el verano, pues para no dificultar el tráfico…”. Son las cuentas que se hizo la gente. Razonable. Pasa el verano, llegó el invierno y estamos a punto de plantarnos en primavera, y allí no se mueve un esparto.
¿Qué está pasando? ¿Por qué unas obras adjudicadas no se inician? Si alguien sabe algo, que lo diga, por favor.