_______________________________________________________________________________________________

viernes, 5 de diciembre de 2008

Entre la UAL y Torrijos



Emilio Ruiz
Director de La Cimbra
www.emilioruiz.es

Confieso que nadie me ha dado vela en este entierro, pero mi trajín va por otros derroteros, aunque sobre el mismo tema: los artículos que se cruzan en este periódico el periodista Torrijos y el Gabinete de Comunicación de la Universidad de Almería (véanse La Voz de los días 3 y 4, páginas de opinión). Yo voy a la forma, no al fondo. No soporto a quienes, teniendo la obligación de leer y escribir correctamente, apenas saben hacer una o con un canuto. Por eso no me soporto a mí mismo. Y por eso casi estoy a punto de no soportar al Gabinete de Comunicación de la UAL, cuyo comunicado, publicado en la página 28 del periódico, es una oda a la sinrazón (insisto, por la forma, no por el fondo, que en nada me interesa).

Señores de la UAL: Primero, este periódico se llama “La Voz…”, no “la Voz”. Segundo, si a don Alberto Fernández le dotamos del don, den el mismo trato a los otros señores a los que se hace referencia. Tercero: un alumno de Primaria no debe escribir “… a los fines de solicitar la presente publicación a los fines de realizar…”. Cuarto, me parece que no se debe decir “es que nos dirigimos al Sr. Director…”, sino “es por lo que nos dirigimos…”. Quinto: sobra la coma cuando se escribe “el catedrático de la UAL, Juan Cano…” porque supongo que en la UAL habrá otros catedráticos. Sexto, en la precisión cuarta, tras UAL debe ir una coma, y ese “este” debe llevar tilde. Y si hablamos de frases farragosas, haylas a raudales. Penoso.

Es cierto, eso sí, lo que se afirma al final de la “Tribuna” de que los rectores andaluces son personas de gran prestigio social, alejadas del lenguaje chabacano y poco correcto. De sus gabinetes de comunicación no se puede decir lo mismo. Algunos, incluso, parecen que han ido a la Universidad sin pasar antes por la Secundaria.