_______________________________________________________________________________________________

sábado, 15 de noviembre de 2008

A los vascos y a las vascas


Emilio Ruiz
Director de La Cimbra
www.emilioruiz.es

En mi inquietante afán por contrastar con otros mis experiencias personales, me gustaría saber, querido lector –y cuando digo querido lector, me refiero no solamente a los vascos, sino a los vascos y a las vascas- si en tu vida acaece una situación parecida a la mía. Si así fuera, me tranquilizaría; si no, pensaría que mi esquizofrenia es irreversible. Resulta que mi ego ha establecido ciertas líneas límite que de ningún modo puedo sobrepasar aún cuando mi voluntad así lo deseara. Voy a poner varios ejemplos. Me gusta la tele, pero como vaya a una casa y estén viendo “Dónde estas corazón”, tomo la puerta y me voy. Así, sin más. Estoy en una reunión, y como salga el graciosillo de turno con el chistecito de “maricas” no doy tiempo a decir adiós. Me encuentro a un amigo, y como intente darme la paliza hablándome de su nietecito recién nacido, le paro en seco. Dicen que soy muy áspero, que hay que ser más diplomático en esta vida, pero palabra que no es cuestión de voluntad.

Soy un lector empedernido, de esos que en la taza del water closet –del retrete, que decíamos antes- lee los prospectos de los medicamentos. Pero que nadie me diga que lea la carta dominical de Pedro J. en El Mundo. No, no y no, me niego. Hace unos años mi hotel en Madrid era el Mindanao. Hasta que les dio por echarme por la ranura de la puerta el ABC. Era el ABC de Ansón, no éste de ahora. Pedí al director que me diera otro periódico o tenía que cambiar de hotel. Mis fuerzas no me permitían ver en la habitación un periódico con aquella columna cursi de Ansón diciendo eso de “Es un clamor popular en todo el país...”. Y como me suba en un taxi y lleve puesto a don Federico, le digo al taxista: oiga, pare, por favor, y dígame qué le debo, que es que me apetece hacer autostop.

Mi madre me dice que por qué soy tan raro. Y le respondo: ¿Tú, precisamente tú, me lo preguntas?