_______________________________________________________________________________________________

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Lágrimas de cocodrilo



Emilio Ruiz
Director de La Cimbra
www.emilioruiz.es

Dice una vieja creencia popular que los cocodrilos inundan a sus víctimas de lágrimas mientras las devoran despiadadamente. De ahí que el vulgo identifique como lágrimas de cocodrilo a aquéllas que se derraman como manifestación de una alegría, y no de una tristeza. Leo en un diario digital de Almería –“Teleprensa”, buen periódico, sí, señor- que el próximo día 17 de este mes el cuadernillo que “El Mundo” dedica diariamente a nuestra provincia va a dejar de publicarse por desacuerdos entre el franquiciado almeriense –qué raro suena eso de franquiciado de un periódico- y la empresa editora matriz.

Estoy seguro de que el cierre del suplemento de “El Mundo Almería” va a derramar más de una lágrima de tristeza y enojo. También alguna que otra de cocodrilo, pero de verdad que muy pocas. El periódico de Pedro J. Ramírez es un gran periódico. Todo el mundo sabe de qué pie cojea, pero eso, lejos de restarle calidad, le da cierto condimento beneficioso, pues sabes de antemano de dónde viene y a dónde va, y lo hace sin disimulo. La adición del suplemente “Almería” por el mismo precio era otro incentivo más para comprarlo, aún sabiendo, también en este caso, como todo el mundo sabe, de las peculiaridades –dejémoslo así- de estas páginas especiales.

Nos queda el consuelo de que Almería, durante tantos años huérfana de variedad periodística en prensa escrita, aún va a seguir conservando una pluralidad de medios medianamente aceptable. La mesa de cuatro patas de la prensa diaria de pago -“La Voz de Almería”, “Ideal”, “Almería Actualidad” y “El Mundo Almería”- va a perder uno de sus soportes. La crisis económica acecha a muchas puertas, y el sector de los medios de comunicación sufre la situación tanto como otros o más. A los adictos de la prensa de papel nos entristecen días como éste.